Ruben / 26 noviembre 2019

Cambiar de coche cada 3-4 años: así te lo facilita el renting

Cambiar de coche cada 3-4 años: así te lo facilita el renting

Las tendencias en consumo han cambiado mucho y muy rápido en los últimos años. La inmediatez y la facilidad para conseguir lo que uno desea es lo que prima hoy día. La gente sabe lo que quiere, lo quiere ya y sin demasiados problemas ni inconvenientes.

Y eso aplica también a los coches. Hoy quieres un modelo, pero dentro de dos o tres años quizá te canses y te apetezca probar otro sin tener que complicarte la vida para ese cambio de vehículo.

También puede darse la circunstancia de que seas un gran aficionado al mundo del motor y te guste experimentar con las novedades tecnológicas que se van incorporando a los coches cada vez con más frecuencia.

Para todas estas situaciones puedes recurrir al renting de vehículos en vez de a su compra, ya que te permite estrenar coche cada vez que finaliza un contrato. Te ahorrarás trámites y gestiones, como contratar un seguro u otros servicios, y podrás cambiar de vehículo cada tres años sin ninguna molestia.

Dificultad para cambiar de coche si lo tienes en propiedad 

Nadie dice que no puedas cambiar tu actual vehículo de la misma forma si lo tienes en propiedad, pero tendrás que enfrentarte a una serie de inconvenientes que podrás ahorrarte con el renting de coches y sus servicios.

Para empezar, en el plazo de tres o cuatro años el vehículo habrá perdido una gran parte de su valor, así que nunca vas a recuperar el dinero que invertiste en su compra, por no hablar de los intereses de los plazos y otro tipo de gastos como el seguro y otros servicios de mantenimiento.

Otra de las dificultades de optar por la compra de un vehículo son las gestiones y trámites (y el esfuerzo) que tendrás que hacer, no solo cuando quieras vender tu coche actual, sino después, una vez que adquieras otro vehículo nuevo. Cambios de titular, baja del seguro, pago de impuestos, visitas a la notaría y al registro… Y muchos de estos trámites también te van a costar dinero.

Por último, piensa que hoy día no es tan sencillo vender un vehículo de segunda mano aunque haya sido conducido solo tres o cuatro años. La enorme oferta actual y las facilidades de compra y alquiler de concesionarios y empresas hace que la compraventa entre particulares sea más difícil.

Las facilidades que te aporta el renting

Con el renting de vehículos descubrirás que es rentable cambiar de coche cada dos o tres años, ya que todo son facilidades para que no tengas ninguna molestia al respecto y puedas disfrutar de tu vehículo de renting cuanto antes por una cuota fija mensual.

El renting es un alquiler a largo plazo por el que se firma un contrato, de entre uno y cinco años de duración. Pasado el tiempo establecido, tienes que devolver el vehículo y, si así lo quieres, puedes firmar un nuevo contrato de renting por otro modelo. Es así de fácil.

No hay trampa ni cartón, ya que el concesionario o la empresa de renting de coches, propietarios en todo momento del vehículo, serán quienes se encarguen de las gestiones y trámites referentes al coche, así que te ahorras todas las molestias.

Pero además, tampoco tendrás que hacer ningún desembolso extra. La cuota fija mensual que acuerdes para el renting del vehículo incluye el seguro, el mantenimiento, el cambio de neumáticos y otro tipo de gastos mientras que la matriculación y otros impuestos dependen del concesionario o empresa de renting de coches.

Un contrato de renting no requiere el pago de una entrada así que no es necesario disponer de una gran cantidad de dinero inicial para acceder a un coche nuevo. Solo tendrás que demostrar tu solvencia económica para pagar la cuota mensual que figura en el contrato, nada más.

De esta forma, cambiar de coche cada dos o tres años es tan sencillo como esperar a que finalice tu contrato de renting -de lo contrario tendrás que pagar una penalización-, devolver tu coche y escoger el siguiente. Eso es todo.

Cuenta siempre con las últimas mejoras en seguridad y tecnología

Además de poder estrenar un vehículo nuevo cada poco tiempo, el renting te permite acceder al mismo tiempo a las últimas novedades en cuanto a tecnología y seguridad, lo cual te hará estar siempre al día respecto a ello.

Recuerda que al firmar un contrato de renting puedes estrenar coche, así que será muy fácil para ti acceder a los vehículos que acaban de salir al mercado equipados con los elementos más novedosos, a cambio del pago de una cuota fija mensual.

En el momento en el que firmas un contrato de renting puedes decidir si quieres añadir extras al coche así que es el momento ideal para poder disponer de la tecnología que quieras probar. Eso sí, recuerda que estos extras del vehículo pueden subir el precio de la cuota mensual. 

De hecho, es uno de los motivos por los que mucha gente se decanta por el renting de coches y sus servicios. Los aficionados al mundo del motor que quieren probar cuanto antes las novedades tecnológicas encuentran una gran oportunidad en el renting para experimentar y estrenar coches con elementos novedosos en el mercado sin necesidad de su compra.

Por eso, a la pregunta “cuándo debería cambiar de coche” no hay una sola respuesta ya que, con las facilidades que presenta el renting de vehículos, puedes decidir cuánto cambiar de coche tan solo estableciendo el tiempo que durará tu contrato de renting.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas