GLosario de términos

Contrato de renting

El renting es un contrato de arrendamiento entre dos partes de un bien, en este caso un vehículo, concediendo el derecho de uso y disfrute de este bien durante un periodo de tiempo, largo o corto, que se debe definir en el contrato, además del kilometraje.

Los contratos de renting suelen incluir una serie de servicios como son el seguro a todo riesgo, el mantenimiento, las revisiones, el cambio de neumáticos y los impuestos, entre otros servicios, dependiendo de la empresa de renting. Dichos servicios están incluidos en la cuota de renting mensual.

Ventajas de un contrato de renting

  • Tendrás todas las coberturas incluidas en una cuota mensual.
  • No tendrás que abonar entradas o pagos iniciales, salvo excepciones.
  • Disponibilidad de una amplia oferta de coches de renting, diversos estilos y precios, ajustado a tus necesidades y presupuesto.
  • Puedes estrenar vehículo cada pocos  años para acceder a las últimas novedades.
  • Empresas y autónomos se benefician de ventajas fiscales, descubre más en post.

Diferencias entre un contrato de renting y un contrato de leasing

La principal diferencia entre ambos tipos de contrato es que, en un contrato de leasing la opción a compra está asegurada y la cuota es inferior a la cuota de renting, en este artículo explicamos en qué consiste cada modalidad, pero te resumimos las principales diferencias:

  • El contrato de leasing es operación financiera, es necesaria la presencia de una entidad financiera.
  • El contrato de renting es una operación de arrendamiento.
  • Para particulares el contrato de leasing no es rentable.
  • Las cuotas de renting son más altas, pero las cuotas de leasing no incluyen servicios como el seguro, el mantenimiento o los impuestos. Gastos en los que deberás incurrir si optas por el leasing.
  • El contrato de leasing está orientado a operaciones relativas a la actividad económica, este es el motivo por el que muchas empresas adquieren su flota de vehículos mediante esta modalidad.
top