GLosario de términos

Cobertura

El renting de vehículos es un contrato de alquiler en el que la compañía de renting cede un vehículo nuevo al cliente o arrendatario a cambio de una cuota mensual durante un tiempo y un kilometraje establecido previamente. Esta cuota incluye todos los gastos de mantenimiento, así como la matriculación, el impuesto de circulación y, entre otros servicios, el seguro del vehículo.

Una de las ventajas que tiene la cuota fija mensual del renting es que incluye la póliza del seguro, evitando así que tengas que pagar una gran cantidad una vez al año.

De hecho, es uno de los motivos por los que el cliente se decanta por esta modalidad de alquiler a largo plazo. Con el renting es posible planificar mucho mejor los gastos y estar tranquilo en cuanto a grandes desembolsos.

El propietario del coche sigue siendo la empresa de renting durante toda la duración del contrato de cesión del vehículo.

En este documento puede aparecer el nombre o nombres de los conductores habituales del vehículo de renting, pero también pueden estar innominado dependiendo de tus necesidades.

Es muy importante que antes de firmar el contrato consideres qué nombres van a aparecer en el documento del seguro. La cobertura del mismo sólo alcanzará a quienes hayan sido nombrados en él. Se pueden incluir una vez firmado el acuerdo de renting.

¿Qué coberturas me ofrece el seguro del renting?

Si quieres conocer qué cobertura te ofrece tu seguro de renting como cliente, tan solo debes consultar la póliza del mismo. Y si aún estás en el proceso de firmar el contrato, tienes que saber que la gran mayoría de las empresas de renting ofrecen una cobertura a todo riesgo para sus vehículos.

Esto cubre terceros, robos, incendios y muchos otros servicios. Piensa que estarás disfrutando de un seguro a todo riesgo sin apenas notarlo en tu economía ya que estará incluido en la cuota fija mensual que pagas por el alquiler del vehículo.

Hay compañías que ofrecen pólizas de seguro con primas cerradas: que nunca van a subir ni a bajar el precio. Esto es una ventaja ya que, en los últimos tiempos, la tendencia de los precios de los seguros está al alza.

Un seguro a todo riesgo de renting puede ofrecer la siguiente cobertura:

  • Daños a terceros
  • Daños al propio vehículo en caso de accidente
  • Asistencia al conductor en accidentes: servicio de auxilio
  • Ayuda psicológica en caso de robo o accidente de gravedad
  • Indemnizaciones para beneficiarios del conductor en caso de fallecimiento o invalidez
  • Subsidio a causa de la privación del carnet de conducir por pérdida de puntos

Sin embargo, ten en cuenta que no todas las empresas tienen los mismos servicios. Así que tendrás que revisar bien esta parte y descubrir si contiene todo lo que te interesa. Piensa que, además de los puntos anteriores, también existen otro tipo de cláusulas como:

  • Defensa penal con reclamación de daños y perjuicios
  • Asistencia en carretera: servicio de auxilio a personas y vehículos por avería o accidente
  • Seguro para los ocupantes del coche aparte del conductor
  • Gastos médicos
  • Gestión de multas e infracciones

Por otro lado, debes saber que, en caso de robo o siniestro, será la empresa de renting la que decida qué medidas tomar como propietaria del coche. Cuando se produce un siniestro, por lo general, se rompe el acuerdo de forma automática.

Tú, como cliente y conductor, pierdes el derecho a indemnización y a obtener un vehículo de renting de sustitución.

En cualquier caso, recuerda que, si no te interesa la oferta de la empresa de renting, o quieres ampliarla, dependiendo del proveedor, puedes contratar por tu cuenta un seguro con otra aseguradora sin ningún problema.

top