Glosario de términos

Renting tecnológico

Está claro que la tecnología avanza cada vez más rápido, y aparecen dispositivos más modernos y con más aplicaciones.

De hecho, hay quien ya no concibe su día a día sin estar rodeado de tecnología. Por ello no es de extrañar que haya aparecido en el horizonte el término “renting tecnológico”.

El renting tecnológico no es más que el alquiler a largo plazo de equipo tecnológico tanto para particulares como para empresas, aplicable a cualquier campo relacionado con la ciencia.

De esta forma la tecnología se hace mucho más accesible, ya que el pago de cuotas es más económico que la compra de determinados equipos y dispositivos electrónicos.

Si tienes pensado emprender en un nuevo negocio y vas a necesitar dispositivos electrónicos y equipos informáticos como ordenadores, móviles o cualquier otro, considera la opción de recurrir al renting tecnológico para comenzar tu nueva aventura, ahorrando dinero y ganando en liquidez.

Las ventajas del renting trasladadas a los equipos tecnológicos

Este alquiler a largo plazo, de equipamiento informático o dispositivos electrónicos, tiene las mismas ventajas que el renting de coches.

Los dispositivos o las herramientas electrónicas se obtienen a cambio del pago de una cuota fija mensual. Este incluye gastos y servicios que favorecen su buen funcionamiento como el seguro si es necesario y un mantenimiento periódico.

El renting tecnológico es una opción muy acertada para las empresas, ya que hoy en día cualquier empresa necesita equipos informáticos y su correspondiente mantenimiento.

Además, favorece un mayor control sobre los gastos de la empresa o negocio, debido a que esta cuota es la misma cada mes. Así que no tienes que temer cargos inesperados o grandes desembolsos relacionados con la tecnología que necesitas.

Una vez que finaliza el contrato de renting, se puede negociar la compra del material y realizar la gestión correspondiente. Así que el renting tecnológico, en resumidas cuentas, tiene las mismas características que el renting financiero de coches.

Puedes usarlo para probar un dispositivo o equipo para uso personal o para tu empresa, y si te agrada lo compras una vez que acabe la vigencia del contrato.

Además. de la misma forma en que el renting de coches sirve para poder probar nuevos modelos sin tener que comprarlos, el renting tecnológico permite a PYMES y autónomos el acceso a equipos de tecnología punta sin hacer grandes desembolsos, incluyendo servicios de mantenimiento y cubriendo gastos como el seguro.

Recurriendo al renting tecnológico, las empresas pueden deducirse el impuesto de sociedades, y desgravarse el IVA de la cuota fija mensual. 

Respecto a la contabilidad de la empresa, una de las ventajas del renting tecnológico es que cuenta como alquiler y no como adquisición de bienes: se registra como un gasto externo. Por lo que no son activos de la empresa y, por lo tanto, no afecta al pasivo del balance.

El renting ofrece los mismos servicios y responsabilidades tanto con tecnología como con coches. Los dispositivos electrónicos y equipos informáticos nunca son de tu propiedad, por lo que deben ser devueltos en buen estado. 

Si no es así, tendrás que asumir el coste correspondiente a la reparación. 

Si quieres cancelar el contrato de renting de forma anticipada tendrás que realizar dicha gestión y pagar una penalización por ello. Esta indemnización podrás encontrarla en el contrato que firmaste.

Te recomendamos hacer un buen análisis acerca de tus necesidades tecnológicas o las de tu empresa o negocio para evitar alquilar equipos y productos innecesarios. Que sepas aquello que vas a sacar el máximo rendimiento a través de un contrato de renting tecnológico. No dudes en pedir información y consejo sobre los productos y servicios que ofrece la empresa de renting, así como consultar tus dudas antes de firmar el contrato.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h