Glosario de términos

Arrendatario

El renting es una modalidad de alquiler de vehículos de motor a largo plazo que está ganando popularidad en el sector del transporte, donde son comunes los términos arrendamiento, arrendador y arrendatario. Estos términos no son utilizados de forma habitual hoy en día, pero son importantes y pueden encontrarse en contratos y otros documentos de alquiler.

Debes conocer el sentido de estas palabras, ya que una mala comprensión de las mismas será objeto de confusión en el momento de firmar un contrato de renting de vehículos con el arrendador. Incluso a la aceptación de términos y condiciones que figuran en el contrato de arrendamiento y que en realidad no estás entendiendo por completo.

De hecho, el renting es un arrendamiento particular y/o empresarial de vehículos, por lo que se puede hablar de arrendatarios y arrendadores. Saber diferenciar ambos términos te permitirá conocer más fácilmente las condiciones de los contratos de renting, así como tus derechos y obligaciones como alquilado del vehículo.

Así pues, el arrendatario es la persona que firma el contrato de arrendamiento del vehículo. En este caso el usuario y conductor del coche de renting: tú mismo. Por eso tienes que prestar especial atención cuando en los papeles y documentos del renting veas que se habla del arrendatario.

Este servicio de alquiler de vehículos sin conductor, con una cuota mensual con varios servicios incluidos como el alquiler, el mantenimiento, el seguro y algunos otros gastos, ha ganado popularidad en los últimos años y ha proporcionado mayor visibilidad a las empresas del sector del transporte dedicadas al renting.

También es necesario diferenciar de los contratos de leasing, con contenido y precio diferente. En leasing una vez que expira el contrato tienes opción a compra. El leasing tampoco está pensado para particulares.

¿Qué obligaciones tiene el arrendatario?

Tanto el arrendatario como el arrendador de un contrato de renting tienen que cumplir con una serie de condiciones y derechos, teniendo ambos la responsabilidad de respetar los parámetros que se han establecido en el momento de firmar el contrato de arrendamiento del vehículo, pudiendo variar en caso de previo acuerdo entre ambos.

Cómo alquilado, una de tus obligaciones será el cumplimiento del plazo de alquiler del vehículo, así como el pago de la cuota fija mensual que se ha establecido entre el arrendador, en este caso la empresa de renting de vehículos, y tú, el alquilado. La cuantía o precio aparece reflejado en el contrato de arrendamiento del vehículo. 

De hecho, el impago reiterado de la cuota fija mensual puede conllevar que la empresa de renting o arrendador, decida romper el contrato de arrendamiento y demandarte. Eso llevará al pago de una indemnización por daños y perjuicios debido a esos impagos.

Además, como alquilado del vehículo tienes la obligación de hacer un buen uso del mismo. Si el vehículo sufre daños por el mal uso tendrás que afrontar su reparación de tu propio bolsillo, ya que ese tipo de arreglos no están contemplados dentro de la cuota de arrendamiento.

De la misma forma, en el momento de devolver el coche cuando haya finalizado el contrato este presenta daños será tu responsabilidad asumir el coste de la reparación del vehículo sea el precio que sea, ya que será reclamado por el arrendador del vehículo. En el caso de haber contratado un seguro a todo riesgo, será el proveedor o la empresa de renting quien se encargue de los costes.

También debes asumir el gasto en carburante y en multas, y esto debe estar especificado en el contrato de renting entre arrendador y arrendatario sin excepción alguna.

Otra condición que debes cumplir es la de no subarrendar el coche. Es decir, que por ley no puedes firmar un contrato de renting por un vehículo que luego vas a alquilar a su vez a una tercera persona sin conocimiento de la empresa de renting o concesionario.

Además, tienes que tener un cuidado especial ya que incluso no puedes dejar que el coche lo conduzca alguien que no aparezca en el contrato de renting. Por lo general, las empresas de alquiler de vehículos o los concesionarios te presentarán un contrato de arrendamiento ya redactado, pero como no hay una ley de regulación concreta para este tipo de contratos, tú puedes solicitar que se haga algún cambio y negociar algunos puntos y derechos como alquilado del vehículo.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h