GLosario de términos

Cuota fija

Si estás interesado en el renting y has tratado de informarte sobre el tema, seguro que has oído la expresión “renting de cuota fija”. Es probable que no te haya quedado demasiado claro qué es, lo que significa y cómo te afecta.

No es más que el hecho de que la cuota mensual que vas a pagar mientras dure tu contrato de renting no va a variar de cantidad pase lo que pase, incluyendo los principales servicios: seguro, mantenimiento, impuestos…De esta forma puedes controlar tus gastos de una manera muy sencilla ya que no estarás sujeto a desembolsos variables.

La ventaja de este sistema para vehículos de renting es que puedes escoger su cuantía según el momento económico que estés atravesando y las necesidades que tengas.

Durante los cinco años de duración del contrato de renting, sabrás con exactitud qué tendrás que pagar cada mes y, por lo tanto, planificar tu economía en base a este gasto.

Ten un vehículo de renting a tu disposición sin sorpresas

De hecho, esta cuota fija mensual es una de las ventajas del renting ya que te permite planificar todos tus gastos del mes. La cantidad va a depender de la marca y el modelo del vehículo además de las características del contrato.

Empresas, autónomos o profesionales pueden desgravarse el IVA de la cuota de renting, ya que ese pago no cuenta como adquisición de un bien. En cambio, si eres particular no puedes beneficiarte de esta ventaja.

Eso sí, para poder obtener esta ventaja fiscal tienes que demostrar que el renting del coche tiene objetivos profesionales. Es decir, que no lo usas con fines personales.

Los profesionales se desgravan el 50% del IVA en condiciones “normales” y si el vehículo se va a dedicar el 100% del tiempo a actividades profesionales se podrá desgravar el 100% del IVA.

Hay formas de demostrarlo como el hecho de que los vehículos tenga algún logotipo corporativo o que se mantengan en el garaje durante los fines de semana.

Cuando firmas un contrato de renting de este tipo, las empresas de renting siguen siendo los propietarios, aunque tú seas el conductor del coche.

Esto quiere decir que no tendrás que encargarte de algunos trámites y gestiones en ningún momento porque ellos harán la mayoría por ti. El cliente se debe preocupar por el mantenimiento, las ruedas y los partes comunicándolo al proveedor de renting.

Seguro y mantenimiento incluido

Otro de los beneficios de esta cuota es que incluye la parte proporcional mensual del seguro del coche y el mantenimiento del mismo. Por lo que son dos gastos de los que no tendrás que estar pendiente.

De hecho, lo único que no está incluido en la cuota fija mensual es el gasto de combustible y las multas. Además de aquellas reparaciones que estén relacionadas con el mal uso del vehículo por parte del conductor.

Respecto a las multas, aunque eres tú como conductor del coche quien tiene que hacer frente al pago, puedes recurrir a las empresas de renting que dispongan de asesoramiento para gestionarlas de la mejor forma posible.

Como puedes comprobar el renting de cuota fija es una opción de alquiler de vehículos que no solo te proporciona un vehículo nuevo, sino que elimina de tu camino trámites y gestiones. Incluye en una cuota mensual numerosos servicios relacionados con el coche, que no varían durante contrato.

top