Glosario de términos

Aval

Un aval es una tercera persona que se ofrece como garantía en los acuerdos de pagos entre dos personas, entidades o empresas. Es decir, se postula para afrontar los pagos en el caso de que el deudor no pudiera hacerlo.

En los avales, la persona que se compromete es el avalista y la que solicita el préstamo o el servicio es el avalado.

Se considera que este contrato tiene un carácter solidario, ya que el aval no gana nada por ponerse en esta postura.

¿Qué riesgos asume la persona que avala? 

que es un aval

Si alguien decide avalarte al contratar un vehículo de renting, o si eres tú quien ha decidido ser aval de otra persona, es necesario que conozcas los riesgos que se están asumiendo, y la responsabilidad que conlleva.

El principal riesgo es que el aval cubre la deuda de su avalado con todos sus bienes y propiedades. No solo los del presente, sino que también con los bienes que pudiera tener en propiedad en un futuro.

Esto quiere decir que, si el contrato de renting dura cuatro años, cualquier bien o propiedad que se adquiera en ese tiempo pasa a formar parte de la garantía del pago de la cuota mensual del coche en caso de ser necesario.

De hecho, es posible incluso que el avalista tenga que enfrentarse a ciertas limitaciones. Puede llegar a tener problemas a la hora de pedir créditos o ante una compra a plazos, ya que comparte la deuda del avalado. Es decir, es como si el propio avalista hubiera firmado el contrato del vehículo de renting.

Las responsabilidades no terminan ni siquiera al fallecer. Si fallece el avalado, el sujeto que firmó el contrato del coche de renting, el avalista sigue cubriendo los posibles impagos que pudieran cometer derivados de esta situación.

Y si es el avalista quien fallece son sus herederos quienes recogen este contrato y, por tanto, tendrían que hacerse cargo de la cuota mensual si se produjera un impago en la misma por parte del avalado.

Por todo ello, te recomendamos no solo que te lo pienses muy bien antes de que avales a alguien, sino también antes de pedirle a alguien que te avale.

Las responsabilidades y los riesgos son muy grandes, y podrían llegar a afectar de forma muy grave la economía de ese individuo.

¿Es necesario para acceder a un renting?

Cuando quieres acceder al renting de vehículos, tienes que cumplir con el requisito de presentar algunos documentos que demuestren que tienes la suficiente solvencia económica como para asumir el pago de la cuota fija mensual durante el tiempo por el que hayas firmado el contrato del vehículo o vehículos de renting.

Si todo está bien, y tus nóminas junto a tu declaración de la Renta atestiguan tu capacidad de afrontar las mensualidades, no hará falta ningún aval.

Sin embargo, en caso contrario, es muy posible que las empresas de renting decidan pedirte un aval para no correr riesgos por impagos.

Este aval tiene que cumplir con los mismos requisitos que la empresa de renting te haya pedido a ti: poder afrontar el pago de la cuota fija mensual en el caso de que tú dejes de pagarla.También puede darse el caso de que te impongan un aval como requisito, aunque no es algo frecuente si se ha demostrado cumplir los requisitos económicos con bastante solvencia.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h