GLosario de términos

Cancelación anticipada

El renting es una modalidad de alquiler de coches que suele ir desde un mínimo de un año hasta un máximo de cinco.

Una vez que finaliza el contrato, puedes prorrogar durante un año más o devolver el vehículo. Pero también puedes optar por una cancelación anticipada antes de tiempo.

Puede darse el caso de que, por motivos personales, cambios en el negocio o cualquier otro motivo, te veas obligado a tener que cancelar el contrato antes de que se haya cumplido el tiempo establecido en el mismo. ¿Es eso posible? ¿Qué penalizaciones puede tener?

¿Puedo cancelar antes de su fin un contrato de renting?

La cancelación de contrato de renting se puede llevar a cabo siempre que así lo quieras. Es un acto voluntario del que dispones en cualquier momento durante el contrato y no necesitas dar ninguna razón a la empresa de renting o concesionario. 

Por lo general, el propio contrato de renting suele contener cláusulas relacionadas con la cancelación anticipada. Algo que deberías revisar, como cliente, en el momento de firmar para que sepas a qué penalizaciones atenerte si te ves en esa situación en el futuro.

Aunque siempre existe la posibilidad de que surjan imprevistos que te obliguen a tomar decisiones de este tipo es recomendable que tengas todo muy claro y bien pensado antes de firmar el contrato de renting.

A continuación, te explicamos las penalizaciones a las que atenerte si cancelas el contrato de renting antes de tiempo.

¿A qué penalizaciones me expongo?

Las consecuencias y penalizaciones derivadas de una cancelación anticipada del contrato de renting suelen depender del concesionario y la empresa de renting. Por lo general, se pueden resumir en dos puntos.

Uno de ellos es la inmediata devolución del vehículo en el momento en el que se cancela el contrato. Si el vehículo tiene algún daño o defecto que requiera una reparación, la empresa te puede exigir que te encargues de ello o que abones el dinero necesario para repararlo.

El segundo punto es el pago de una indemnización al concesionario o empresa de renting por daños y perjuicios. La cantidad de este pago suele establecerse en el contrato, y por lo general se suele corresponder con las cuotas que quedan pendientes por pagar en ese momento.

Si decides realizar la cancelación del contrato de renting cuando aún te quedan 14 meses tendrás que pagar una indemnización acorde a esas cuotas restantes hasta finalización de contrato por incumplimiento del mismo.

Aun así, la empresa o concesionario te pueden exigir algún pago adicional en concepto de daños y perjuicios si lo considera oportuno. Pero eso siempre que esté fijado en la cláusula correspondiente del contrato, como la cláusula penal creada para este efecto.

Esta indemnización por daños corresponde con la pérdida de beneficios esperados por parte de la empresa o concesionario, además de la devolución de un vehículo que ha perdido parte de su valor y que no se puede volver a entregar para otro renting.

También debes tener en cuenta que, si en ese momento se ha sobrepasado el kilometraje fijado en el contrato, habrá que abonar la diferencia junto con el pago de las cuotas restantes que decíamos antes.

top