GLosario de términos

Kilometraje

Los contratos de renting de coches se basan en el pago de una cuota fija mensual, que incluye el alquiler de un coche más una serie de servicios y coberturas que son los que afectan a su cuantía, como pueden ser el seguro, el mantenimiento del vehículo, etc., entre ellas el kilometraje.

En el contrato de coches de renting, debe indicarse la limitación a la cantidad de kilómetros que crees que vas a recorrer con el coche durante cada año. Es una de las limitaciones de uso que impone el renting teniendo en cuenta que tú no eres el propietario del vehículo, sino la empresa o el concesionario.

Dependiendo del límite de kilómetros que elija el cliente, la cuota fija mensual de los coches de renting será más o menos elevada. Así que es importante que seas capaz de calcular con toda la exactitud posible cuál es el uso que vas a darle al coche de renting en este aspecto.

¿Qué ocurre si hago más kilómetros de los contratados?

Si has superado el kilometraje del coche de renting que contrataste en un primer momento la empresa te aplicará una penalización, que debe estar reflejada en el contrato de renting del vehículo. Si ocurriera lo contrario, que no consumieras todos los kilómetros contratados, en este caso recibirás un abono.

Esta penalización se cobra por cada kilómetro que supere el límite acordado y el precio dependerá de lo establecido en el contrato de renting.

Por lo general apenas suelen ser unos céntimos, y hay quien considera más conveniente contratar los kilómetros justos y pagar penalización porque, en ocasiones, resulta más económico que subir el límite.

¿Por qué hay un límite de kilómetros anuales?

El límite de kilómetros anuales del contrato de coches de renting se establece para poder calcular con exactitud la cuota fija. De este dato dependerá también el cambio de los neumáticos, el mantenimiento y el valor residual del coche una vez que finalice el contrato de renting del vehículo.

Cuantos más kilómetros contrates, más desgaste habrá sufrido el vehículo durante el tiempo que dure el contrato, y por tanto mayor mantenimiento requerirá y más elevada será la cuota de renting del coche.

Por ello, es habitual que las empresas de renting de coches realicen un estudio previo para determinar con más precisión cuántos kilómetros al año recorrerá el usuario con el coche en función de su actividad.

De esta forma, se evitan sorpresas desagradables si, cuando se realice la revisión de kilometraje del vehículo cada año, hay que entregar una factura extra al cliente por haber superado el kilometraje preestablecido.

Te recomendamos que realices un ejercicio de reflexión acerca del kilometraje del coche antes de firmar el contrato en el caso de que la empresa de renting de coches deje esta decisión en tus manos. 

Además, algunas empresas de renting ofrecen la posibilidad de establecer una cuota abierta. Puede cambiar la cantidad de la misma en el caso de observar que hay diferencia entre los kilómetros contratados y el uso real que se da al coche.

Esto debe ser siempre aceptado por ti y firmado como tal en el contrato de renting. Y es que el cambio en la cuota no puede ser realizado por la empresa de renting de coches de forma unilateral.

Por ello, para evitar este tipo de gestiones y pagos extras excesivos, trata de ofrecer un kilometraje realista a la empresa de renting a la hora de firmar el contrato de alquiler del vehículo.

top