GLosario de términos

Seguro

El seguro es un contrato que permite minimizar la incertidumbre de lo que pueda ocurrir en el futuro. Al firmar un contrato o póliza de seguro, el asegurador o compañía de seguros se compromete, a cambio de cobrar el precio del seguro, es decir, la prima, a indemnizar un siniestro o contingencia cubierta por el seguro.

En un seguro existen varias partes:

  • Asegurador: compañía se seguros. Indemnizará al asegurado o beneficiario en caso de siniestro a cambio de cobrar una prima.
  • Tomador: persona que contrata y paga el seguro.
  • Asegurado: persona en sí misma o sus bienes que protege el seguro.
  • Beneficiario: persona que recibe la indemnización establecida en la póliza del seguro.

El tomador, el asegurado y el beneficiario pueden ser la misma persona. El tomador a cambio de las coberturas que le brinda la compañía de seguros, paga una prima periódica a la aseguradora.

Algunos tipos de seguros son obligatorios, como es el caso del seguro del vehículo o el seguro del hogar de una vivienda hipotecada.

El precio del seguro de tu vehículo puede variar dependiendo del modelo y marca de tu vehículo y de la compañía de seguros elegida.

¿Por qué es obligatorio un seguro de un vehículo?

Para poder circular con tu vehículo, la ley exige contratar un seguro que mantenga y cubra la responsabilidad civil del conductor, por lo que el seguro a terceros, es el seguro mínimo obligatorio para tu coche. El resto de seguros son opcionales, las coberturas extras son decisión del asegurado.

Tipos y coberturas de seguro

  • Seguros frente a terceros: es de responsabilidad civil obligatoria y cubre los daños materiales o personales que sean provocados a otras personas o vehículos. Las coberturas van desde la defensa jurídica y reclamación de daños, asistencia médica del conductor y asistencia de viaje.
  • Seguros a todo riesgo: este seguro garantiza la seguridad de los terceros involucrados y también la de los presentes en el coche, incluyendo el conductor. Es uno de los seguros con mayores coberturas para tu coche y para el asegurado. La cobertura incluye un vehículo de sustitución, colisión con animales cinéticos, retirada del carnet, pérdida total del coche o indemnización por inmovilización.
  • Seguros a todo riesgo con franquicia: se concentra en la responsabilidad compartida, el asegurado es quien define una franquicia y esta determina la cobertura de los daños propios causados. La compañía aseguradora sólo pagará la diferencia entre los daños y cantidad de la franquicia.

Con un contrato de renting, te despreocupas de que tipo de seguro elegir, en la cuota mensual está incluido el seguro a todo riesgo para tu coche.

top