Glosario de términos

Camber de ruedas o ángulo de caída

El camber es uno de los ajustes geométricos más importantes en la configuración de las ruedas de un vehículo. Se refiere al ángulo de inclinación vertical de las ruedas del coche visto desde el frente o desde atrás. En otras palabras, es la medida de la inclinación de las ruedas respecto a la superficie de la carretera.

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Seat Ibiza 1.0 TSI Reference XL
desde 260 € mes / IVA incl.
Renting Seat Ibiza 1.0 TSI Style XM Sin Entrada
Más información
Opel Corsa 1.2T XHL 74kW GS-Line
desde 313 € mes / IVA incl.
Renting Opel Corsa 1.2T XHL GS Sin Entrada
Más información
Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 81kW Man.
desde 331 € mes / IVA incl.
Renting Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 81kW Man. Sin Entrada
Más información

Configuraciones de camber

Existen tres posibles configuraciones de camber: positivo, negativo y neutro.

  • Camber positivo: ocurre cuando la parte superior de la rueda se inclina hacia afuera del vehículo. Esto significa que el ángulo de inclinación es hacia el exterior del automóvil. El camber positivo se utiliza principalmente en vehículos de carga o camiones, ya que ayuda a mejorar la estabilidad en línea recta y la capacidad de carga. 
  • Camber negativo: en este caso, la parte superior de la rueda se inclina hacia adentro del vehículo. El camber negativo se utiliza comúnmente en vehículos deportivos y de alto rendimiento. Este ángulo de inclinación tiene varios beneficios, como mejorar la tracción y la estabilidad en curvas, ya que permite que la banda de rodadura de los neumáticos se apoye mejor en la superficie de la carretera durante la conducción en curvas.
  • Camber neutro: significa que la rueda está completamente vertical, sin inclinación hacia adentro o hacia afuera. Esta configuración se utiliza a menudo en vehículos de uso diario y proporciona un equilibrio entre el rendimiento en línea recta y el manejo en curvas.

Efectos del ángulo camber en los coches

  • Estabilidad en línea recta: el camber positivo proporciona estabilidad direccional, ya que ayuda a que las ruedas se mantengan rectas y paralelas durante la conducción. Esto es especialmente útil en vehículos que llevan cargas pesadas o remolques, ya que el camber positivo contrarresta la tendencia del coche a inclinarse hacia un lado debido al peso.
  • Mejor tracción en curvas: el camber negativo es muy beneficioso para el manejo en curvas. Al inclinar la parte superior de las ruedas hacia el interior del coche, se logra una mayor superficie de contacto de los neumáticos con la carretera durante las curvas. Esto mejora la tracción y la adherencia, permitiendo al coche mantener una trayectoria más estable y reducir el riesgo de subviraje (cuando el vehículo no gira lo suficiente en una curva) o sobreviraje (cuando el vehículo gira demasiado en una curva).
  • Distribución del desgaste de los neumáticos: un ajuste de camber incorrecto puede provocar un desgaste desigual de los neumáticos. En el caso de un camber negativo excesivo, los bordes internos de los neumáticos pueden desgastarse prematuramente, mientras que un camber positivo excesivo puede llevar al desgaste de los bordes externos. 

Es importante mencionar que el ángulo de camber puede variar dependiendo del diseño y las especificaciones del vehículo, así como de las preferencias del conductor. Un ajuste incorrecto del camber puede afectar a la estabilidad, al desgaste de los neumáticos y al manejo del vehículo, por lo que se recomienda realizarlo en un taller especializado utilizando equipos adecuados.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h