Glosario de términos

Caster o ángulo de avance

El ángulo de avance o caster es el desplazamiento en ángulos del eje de giro respecto al eje vertical de una rueda destinada al viraje de un vehículo. Se expresa en grados y se compara con una línea que pasa por la parte superior e inferior del pivote de la dirección con una línea perpendicular a la calzada. En los vehículos de tracción delantera, el ángulo de avance o caster tiene un valor entre 0 y 3 grados mientras que los coches de tracción trasera, la cifra del avance se sitúa entre los 5 y los 10 grados.

Existen tres tipos de caster: 

  • Caster con ángulo de cero grados o nulo: el eje de la dirección está completamente vertical respecto al punto de contacto con la llanta, no existiendo ángulo de caster ni fuerzas que provoquen arrastre alguno en las ruedas.
  • Caster positivo: el eje de la dirección se sitúa delante del eje geométrico de giro o punto de contacto con la llanta, provocando un arrastre o empuje de la parte trasera del neumático, lo que ayuda a mantener la dirección recta generando mayor estabilidad direccional.
  • Caster negativo: el eje de la dirección se sitúa detrás del eje geométrico de giro o punto de contacto con la llanta, lo que facilita el giro de volante, la entrada en las curvas aumenta la eficacia de la suspensión, dificultando la trayectoria recta del vehículo y reduciendo la estabilidad de este. 

El caster o ángulo de avance tiene como objetivo mantener la dirección centrada y ofrecer al conductor una mayor y mejor estabilidad cuando se circula en línea recta. Además, ayuda a que los giros sean más precisos. Los coches más modernos ya cuentan con un caster positivo que permite que el volante vuelva solo a su posición. 

El caster es positivo cuando la parte superior de la línea vertical se inclina hacia la parte trasera del coche. Si dicha línea se inclinase hacia el frente estaríamos hablando de un caster negativo. Si la inclinación tiende al lado positivo, el coche tendrá una mayor estabilidad y eficiencia en el paso por curva. Una desventaja sería que si el coche no tuviera dirección asistida, se tendría que realizar un mayor esfuerzo a la hora de girar el volante. Algunas de las funciones del ángulo de avance pasan por la consecución de una dirección estable, precisa, autocentrada y reversible, evitando también las vibraciones en las ruedas que puedan llegar a diferentes elementos de la suspensión y/o dirección. Cabe destacar que es el único ángulo que estando fuera de sus valores no produce un desgaste anómalo en el neumático.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h