Glosario de términos

Intermitente

Los intermitentes son dispositivos luminosos situados a los lados de la parte trasera del coche, cuya función es indicar a otros vehículos en circulación la intención de cambiar la dirección, de incorporarse a otro carril o de salir del flujo de circulación.

La utilización del intermitente constituye un apoyo básico al volante, ya que es el medio del conductor para comunicarse con el entorno. Tan es así, que a los españoles les genera gran molestia que los conductores no usen los intermitentes para transmitir sus intenciones durante la marcha.

¿Cómo se activa el intermitente?

Como sabemos, las señales luminosas tienen un efecto poderoso sobre la atención. De allí la importancia de aprovechar la efectividad del uso del intermitente.

Por su carácter prioritario, el mecanismo de funcionamiento de los intermitentes es muy simple: se activan empujando la palanca situada a un lado del volante, si la empujas hacia arriba se activa el intermitente derecho, y si la empujas hacia abajo se activa el izquierdo.

Es recomendable activar el intermitente unos segundos antes de llevar a cabo la maniobra, para que los demás conductores adviertan con antelación que se va a producir un giro hacia el lado que marca el intermitente.

¿Cuándo activar el intermitente?

Resulta equivocado creer que el intermitente da prioridad de paso o permite estacionar en doble fila. Conoce las situaciones en las que es obligatorio el uso de los intermitentes:

  • Glorietas: el uso del intermitente es necesario cuando se circula por una rotonda, ya que existe peligro de colisión. El intermitente dede ser activado a la hora de abandonar la glorieta, para señalar la maniobra a aquellos coches que quieren incorporarse y a los vehículos que circulan detrás.
  • Incorporaciones: cada vez que un coche se incorpora a la circulación debe activar su intermitente, tanto si está parado y desea abandonar su estacionamiento, como si está en movimiento y desea incorporarse a una autovía.
  • Adelantamientos: entendidas como una de las maniobras más peligrosas, resulta imprescindible el uso del intermitente tanto al cambiar de carril como al adelantar en vías de doble sentido de circulación.
  • Giros: debe activarse la intermitente cuando se vayan a efectuar giros o cambios de dirección. Lo más recomendable es activar primero el dispositivo y luego reducir la velocidad para realizar la maniobra, tanto en la ciudad como en la autopista.
  • Paradas: antes de reducir la velocidad para aparcar el coche o detenerlo, se debe activar el intermitente. Tal práctica facilita la maniobra y reduce el peligro de colisión.
  • Baja visibilidad: los intermitentes son de uso obligatorio en condiciones con baja visibilidad.
  • Emergencia: en casos imprevistos, malfuncionamiento del coche, situación de peligro o bloqueo de la vía, deben activarse todas las luces como protocolo de emergencia.

Consideraciones finales

En España, el mal uso del intermitente del vehículo puede provocar sanciones que oscilan entre los 80 y los 200 euros. Por otra parte, hay evitar la activación de las luces intermitentes con demasiada anticipación, ya que esto puede confundir al resto de vehículos en circulación.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h