Glosario de términos

Quitamiedos

El quitamiedos es una barrera de metal que se coloca a ambos lados de la carretera. Tiene como función servir de protección de seguridad vial pasiva. También recibe otros nombres guardarrail, bionda o sistemas de contención de vehículos.

Se suelen colocar en tramos peligrosos con el fin de evitar que los vehículos se salgan de la calzada o puedan chocar con otros obstáculos. Algunos de estos quitamiedos suelen llevar reflectores para que sean visibles cuando se conduce de noche.

Elementos que componen el quitamiedos

Esta barrera de seguridad está compuesta, normalmente, por unos anclajes de acero clavados en el borde de la calzada. Estos, a su vez, sirven de soporte para la doble barra de acero galvanizado (aunque también existen de otro tipo de material). Por lo general miden cerca de 7,65 metros.

En un principio, se colocaba una única barra, en la actualidad se ha pasado a dos franjas. Aunque, estas últimas barreras de contención provocan lesiones graves a los motoristas en caso de colisión contra estos quitamiedos.

Pruebas de validación

Para la construcción de estas barreras se tienen en cuenta factores como el tipo de acero a utilizar, la deformidad, la resistencia, la distancia entre los postes o los sistemas de anclaje. Información relevante a la hora de hacer las pruebas de validación. A la hora de validar los quitamiedos se realizan impactos reales en los que se considera la masa del vehículo, el ángulo en el que se produce el impacto, la velocidad y el punto de impacto.

Además, las barreras de protección deben cumplir con una serie de aspectos para poder conseguir la Marca CE. De esta manera se autoriza su instalación en las carreteras.

  • Adecuación al terreno.
  • Posibilidad de daños a los ocupantes.
  • Trayectoria del vehículo tras el impacto.
  • Evitar riesgos de una posible una post-colisión.

El modelo de quitamiedos en España

El modelo de quitamiedos que se utiliza data de 1972. Posee dos franjas longitudinales en acero galvanizado, que están unidas por una pieza con forma de T. Por lo general, su altura coincide con la altura de nuestra cintura. Es eficaz para los vehículos con carrocería y cuatro ruedas, pero no tanto para las motos.

Esto no quiere decir que no se den casos en los que un automóvil salte o se quede subido en el quitamiedos, tal como sucedió en 2018 en Madrid. Es habitual leer noticias de este tipo en prensa o en redes sociales. Aunque también se puede llegar a leer alguna información, donde la barrera causa la muerte del conductor de un coche.

En el caso de vehículos de dos ruedas, si una moto colisiona frontalmente con el quitamiedos, el motorista saldrá despedido por encima del guardarrail. Si choca lateralmente, el piloto se deslizará por el asfalto, pasando por debajo del quitamiedos. Es por ello, que en este último caso esa pieza en forma de T actúa como una cuchilla, causando amputaciones o incluso la muerte de muchos motoristas, incluso aunque circulen a 30 kilómetros por hora.

En numerosos países europeos ya han adoptado una normativa que obliga construir quitamiedos aptos para motos. En España, según la Orden Circular 18/2004 que entró en vigor el 10 de enero de 2005, se debe instalar un sistema alternativo al existente, así como proteger los postes T de los actuales. 

Nuevo modelo de quitamiedos

En La Rioja se puso en marcha la instalación de un nuevo modelo de quitamiedos en 2017. Está formado por rodillos elaborados a partir de goma de neumáticos reciclados en su segunda franja. De esta forma, se previenen posibles lesiones graves y no hay posibilidad de golpe contra postes, ni que el motorista salga despedido por los huecos del guardarrail.

Desde 2019, el nuevo sistema está ya instalado en:

  • LR-113 Cruce hacia Arenzana de Abajo.
  • LR-113 en Viniegra de Abajo, junto a la Venta de Goyo.
  • LR-115 Autol
  • LR-250 Soto en Cameros, junto al mirador del Cañón del Río Leza.
  • LR-253 El Rasillo.
  • LR- 253 Nieva en Cameros.
  • LR- 254 entre Entrena y Lardero.
  • LR-341 Sotes, 204 metros.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h