Glosario de términos

Tapacubos

Los tapacubos son unas piezas opcionales para las ruedas del coche que se sitúan en la parte exterior de la llanta. Para instalar los tapacubos estos cuentan con un sistema de encaje mediante pinzas de plástico reforzadas con un aro metálico que las fija de una manera segura y evita que los tapacubos se puedan desprender de la rueda del vehículo.

El tapacubos es un accesorio sencillo y fácil de poner, la única complejidad es encontrar la adecuada para cada coche y sus ruedas, que normalmente no suele ser difícil. Los tapacubos son bastante más económicas que las llantas y hay multitud de diseños con los que se pretenden dar al coche un toque personal.

Los primeros tapacubos eran diseños muy simples que cubrían solo el rodamiento de las ruedas. En un principio, se instalaban del mismo color que la carrocería del coche pero con el tiempo se descubrió que el contraste de colores también resultaba bonito.

Diferencia entre llantas y tapacubos

La llanta es una pieza de metal que se coloca sobre el neumático, pero a diferencia del tapacubos, su objetivo principal es sujetar el neumático del coche. Al igual que los tapacubos, también existen llantas de diferentes materiales y diseños, ya que pueden ser otro elemento decorativo, como llantas de acero, de magnesio, de aluminio, etc. Cada una tiene sus particularidades.

Es muy común confundir los términos llantas y tapacubos, ya que ambas piezas forman parte de la rueda y comparten funciones como salvaguardar el neumático mientras el coche circula. Sin embargo, las llantas son necesarias porque retienen la rueda al coche haciendo posible su desplazamiento.

Sin embargo, los tapacubos son un accesorio del coche prescindible y que no influye en su funcionamiento. En ocasiones, dependiendo de la frecuencia con la que se utilice el coche y de la gama, se suelen recomendar la instalación de los tapacubos como medida para proteger las llantas de posibles rozaduras, pero su función es principalmente estética.

Como hemos mencionado anteriormente, es más económico reemplazar un tapacubos que una llanta. Es importante tener en cuenta las diferencias entre tapacubos y llanta, porque en muchos casos se compra un juego de llantas a un precio muy elevado que a la mínima ralladura suponen un disgusto. La opción más común es adquirir una llanta de ocasión, que tienen buenos resultados y no son caras, y acompañarla con un tapacubos para darle al coche un toque especial. 

Cómo elegir el tapacubos adecuado para el neumático de tu coche

En el mercado automovilístico se encuentran infinidad de opciones de tapacubos de diferentes diseños. Para saber cuál es el apropiado para nuestro coche debemos fijarnos en las letras grabadas en las ruedas. Una vez observemos las ruedas podemos obtener la nomenclatura del neumático (saber cuál es su índice de carga, diámetro, perfil y ancho), y el diámetro de la llanta que suele venir generalmente en pulgadas.

Los tapacubos en el mercado van, por lo general, de 13 a 16 pulgadas. Si no se ajusta a la medida exacta del neumático no se podrá encajar. Normalmente suelen ser de tonos sobrios, como el color gris, negro o plateado; pero también se presentan en acabados mate o brillante.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h