Glosario de términos

TCA – tramos de concentración de accidentes

TCA o tramos de concentración de accidentes es un término empleado para designar a aquellos emplazamientos en carretera con un alto nivel de peligrosidad. Suelen ser carreteras con curvas pronunciadas y baja visibilidad, que cuentan con una mayor frecuencia de accidentes, superior a la media de otros tramos con características similares.

La DGT considera TCA a un emplazamiento cuando en una distancia de unos 100 metros se registran tres o más accidentes con víctimas mortales durante un año natural. Estos tramos son más comúnmente conocidos como puntos negros, término que era utilizado por la Dirección General de Tráfico hace años, aunque ahora lo ha descartado y prefiere hablar de TCA.

Cómo se calculan los TCA

Para identificar un tramo de concentración de accidentes, el Ministerio de Fomento tiene una serie de criterios:

  • El tramo tiene que estar operativo durante tres años.
  • No puede tener una longitud superior a los 3 km, aunque hay salvedades.
  • Debe poseer un índice de peligrosidad medio superior al índice crítico de otros tramos similares en los últimos cinco años.
  • Han de haberse producido más de 10 accidentes con víctimas si es una vía de gran capacidad o más de 5 si es una carretera convencional.

Para que un tramo desaparezca de la lista de TCA debe:

  • Estar por debajo del nuevo índice crítico de los tramos con características parecidas.
  • Haberse producido menos de 11 accidentes con víctimas en vías de gran capacidad o menos de 5 en carreteras convencionales en los últimos cinco años.

Precauciones ante un TCA

Habitualmente, este tipo de tramos se indican mediante señales de precaución, que señalan la distancia la que está, así como el inicio y el fin del TCA. Esta señalización se encarga de advertir a los conductores para que tomen precauciones mientras circulan por estas vías.

Esto implica adaptar la velocidad del vehículo a la indicada y prestar una mayor atención a la conducción. Al salir de este tramo los conductores recuperan la tranquilidad y vuelven a una forma de conducción que puede no siempre es la adecuada. Es por esto que los TCA o tramos de concentración de accidentes se van trasladando hacia tramos continuos.

En los tramos de concentración de accidentes, una posible actuación de mejora sobre la infraestructura podría reducir significativamente la accidentalidad. Por este motivo es necesaria la revisión periódica de estas zonas. Esta se lleva a cabo cada tres años, en base al análisis del número de accidentes.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h