Glosario de términos

Tracción trasera

La tracción trasera, también conocida como propulsión o RWD (Rear Wheel Drive), suele instalarse, sobre todo, en coches con características deportivas. Como su propio nombre indica este sistema de transmisión de movimiento del motor afecta al eje trasero, dando lugar a una conducción más ágil y dinámica. 

Por lo tanto, podemos definir la tracción trasera como aquel sistema en el que la transmisión del movimiento del motor se efectúa sobre el eje trasero. Puede instalarse en vehículos con motor delantero longitudinal, central o trasero. Normalmente, ocupa un mayor espacio para el motor y suele ser de una mayor cilindrada. Por el contrario, el control en las curvas es algo más complicado.

Origen de la tracción trasera

El sistema de tracción trasera es el sistema de propulsión más antiguo de la historia del automóvil. De hecho, fue el primer sistema que se usó en los vehículos autopropulsados de más de dos ruedas. Su éxito se basó en su sencillez y en la necesidad de reservar el eje delantero para instalar la dirección. 

Durante años este sistema se utilizó en la mayoría de coches y camiones. En la actualidad, se utiliza en aquellos vehículos de altas prestaciones y con potencia. En lo que respecta a los camiones, el sistema de tracción trasera es fundamental debido a su gran peso, aunque también se emplea en casi la totalidad de las motocicletas.

Ventajas de la tracción trasera

  • El diámetro de giro es menor.
  • No hay que preocuparse por dejar espacio para la dirección (ubicada en el eje delantero).
  • Cuando se acelera, se fuerza el eje trasero, con lo que se consigue una mejor tracción. 
  • El reparto del peso entre los ejes es mejor, y como consecuencia el coche va a tener una mayor estabilidad. 
  • Al recaer menos peso en el eje delantero, se necesita una menor ayuda de la dirección asistida.
  • También se reparte mejor el esfuerzo de los neumáticos al dividirse las funciones entre los ejes. Mientras el delantero lleva la dirección, el eje trasero lleva la transmisión.
  • El coche con tracción trasera es perfecto para llevar carga.
  • En asfalto seco y regular, la tracción trasera tiene un mejor agarre que la tracción delantera.
  • Permite disfrutar de una conducción deportiva.

Desventajas de la tracción trasera

  • Tienden al sobreviraje. Las ruedas traseras suelen patinar hacia el exterior de la curva, aumentando el ratio de giro del eje posterior. Es como si el eje trasero quisiera sobrepasar al delantero. Es lo que se conoce como derrape o trompo.
  • Cuando se pierde la tracción debido a condiciones adversas, es más difícil recuperar el control del vehículo.
  • Este sistema de tracción está pensado para conductores más técnicos, aunque con los sistemas actuales de ayuda a la conducción este problema se ha minimizado bastante.
  • El tren de transmisión quita espacio en el interior del vehículo, como consecuencia, disminuye el espacio para los pasajeros.
  • Cuando disminuye el peso del vehículo, porque va de vacío sin carga, cabe el riesgo de que haya una pérdida de tracción.
  • Estos vehículos con sistema de propulsión trasero suelen ser más caros que los de tracción delantera.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h