Glosario de términos

Volante bimasa

El volante bimasa, también llamado doble volante amortiguador, por sus siglas, DVA está compuesto por dos partes, o dos masas, de ahí su nombre. También se le conoce por su nombre en inglés, Double Mass Flywheel (DMF).

Esta pieza fue desarrollada entre la segunda mitad de la década de los 80 y principios de los 90. Su función es almacenar la energía cinética producida por el motor, para luego transmitirla a los neumáticos.

La cadena cinemática del vehículo es la encargada de esta tarea. En consecuencia, el volante bimasa brinda mayor confort en mecánicas de elevado par motor.

¿Cómo está formado el volante bimasa?

Como su nombre lo indica, el volante bimasa se compone de dos masas, o dos volantes de inercia concéntricos. Uno de ellos está unido al cigüeñal, y el otro se acopla con la transmisión.

  • El primer volante está encargado de absorber la energía que produce el motor, la cual es transmitida a la caja de cambios.
  • La segunda masa está unida al embrague y a la caja de cambios. Junto con la primera, permiten la puesta en marcha del coche y hacen que la conducción sea más suave.

Entre ambas masas se encuentran unos muelles de arco, que se acoplan a la masa secundaria flotante.

Así funciona el volante bimasa

Cuando al conducir no pisamos el embrague, las dos masas giran al unísono. Esto permite transmitir el par desde la mecánica a la transmisión. 

En el momento en que pisamos el pedal de embrague, la masa secundaria proporciona un movimiento circular de inercia, que hace menos brusco el cambio. 

Adicionalmente, los muelles de arco que se encuentran entre ambos volantes mitigan las vibraciones al circular a baja velocidad. 

¿Qué ocurre si se estropea esta pieza?

Si esta pieza sufre una avería, la caja de cambios y el eje de tu coche se verán altamente comprometidos. Esto no ocurrirá de manera inesperada; si tu volante bimasa está a punto de averiarse, el motor te dará señales claras como una serie de vibraciones inusuales que te indicarán que es momento de llevarlo a revisión al taller urgentemente.

La reparación de esta pieza se traduce en un esfuerzo significativo para el mecánico. Esto se debe a la particular ubicación del volante bimasa. Para llegar a él, hay que desacoplar la caja de cambios del coche, lo que implica una prolongada inversión en cuanto al tiempo de trabajo se refiere.

Para el propietario del coche, esta reparación representa un alto coste en términos monetarios, pudiendo llegar a superar los 700 euros; no obstante, este estimado puede variar en función del taller de coches y la marca del vehículo.Por esta razón, lo más recomendable es atender a tiempo cualquier señal que pueda dar el coche, y llevarlo a revisión periódicamente.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h