Ruben / 8 junio 2020

Volkswagen ID.4 2020: el coche eléctrico de Volkswagen con más autonomía

Las noticias que llegan sobre el Volkswagen ID.4, cuya presentación se esperaba ocurriera en el Salón de Ginebra en marzo de este año y que fue cancelado por la crisis del coronavirus, son muy apetecibles y anuncian un automóvil eléctrico con una gran autonomía.

Volkswagen nos trae su primer SUV cero emisiones con una autonomía eléctrica de 500 kilómetros, que pronto será comercializado en los mercados de Europa, China y EEUU. En su esfuerzo por ampliar su línea de automóviles cero emisiones, Volkswagen suma a su familia de coches eléctricos el ID.4X. Con hermosas líneas externas viene a acompañar al ID.3 como el primer todocamino compacto eléctrico de la firma.

Los primeros ID.4 contarán con tracción trasera, sin embargo, Volkswagen promete incorporar pronto una versión con tracción total. Aún hay muchos detalles que no se conocen de este nuevo modelo que se espera que a finales de este año esté circulando por las carreteras europeas.

Plataforma MEB y batería de hasta 77 kWh

La casa alemana asienta su nuevo modelo ID.4 en la plataforma MEB, que se traduce como «matriz eléctrica modular», y que fue diseñada por la marca para ser la espina dorsal de la gama de coches eléctricos que ya está presente en el ID.3.

Las plantas germanas concentrarán la producción de automóviles eléctricos y los coches de la familia ID serán fabricados principalmente en Zwickau, donde se encuentra el centro de excelencia de la MEB, haciendo gala al sello “Made in Germany”.

Nuevo Volkswagen ID.4 2020

El ID.4 contará con el sistema integrado de baterías de iones de litio de hasta 77 kWh, colocadas en un doble fondo cerca del centro de los bajos del coche, con dos unidades eléctricas para una potencia total de 302 CV.

Esto se traducirá en un centro de gravedad más bajo que ofrecerá mayor estabilidad, mejor dinámica de conducción, distribución bien equilibrada de la carga del eje  y permitirá hacer recorridos de hasta 500 kilómetros con una sola recarga.

Además estará siempre conectado a internet, por lo que contará con aplicaciones especialmente diseñadas para coches eléctricos, y obtendrá actualizaciones inalámbricas de software. Orientado al concepto de conducción autónoma, el ID.4 contará con conectividad 4G, pero capacidad de hardware para conectividad 5G.

Diseño exterior aerodinámico

Con su SUV compacto, la casa Volkswagen sigue la línea propuesta por el ID.3, de manera que el ID.4 muestra superficies suaves y limpias. Su frontal sin la parrilla tradicional resalta por sus matrices de luces LED, que se acercan entre sí llegando hasta el logo central donde se unen.

El paragolpes frontal presenta grandes entradas de aire y se continúa por la parte inferior con guardabarros de plásticos que se extienden a los faldones laterales de los neumáticos. En la parte trasera también se pueden encontrar las tiras de LED conectadas, solo que estas tienen mayor tamaño y se ven resaltadas por el techo de dos tonos, que se prolonga más allá del pilar C formando un leve alerón.

Diseño interior minimalista

El ID.4 está inspirado en el ID.Crozz, presentado en el Salón de Shanghai en el año 2017, y comparte elementos de su apariencia con el ID.3. Se espera que su tamaño se ubique entre los 4,23 metros del Volkswagen T-Roc y los 4,48 metros del Volkswagen Tiguan.

Entre los misterios de este nuevo modelo está su habitáculo, ya que ni las imágenes del prototipo han sido reveladas. Se espera que cuente con acabados minimalistas, y la forma de su carrocería y elevación del techo ofrezcan espacio extra a las cabezas de los ocupantes en las plazas traseras.

Por otro lado, la incorporación de la plataforma MEB beneficiará al ID.4 con un cuadro de instrumentos totalmente digital, los cuales podrán ser accionados por comandos de voz o gestuales. También se espera que cuente con el sistema de infoentretenimiento Innovision, que ya está incorporado en la octava generación del Golf.

Adicionalmente, se especula que el puesto del conductor será minimalista, eliminando todo elemento innecesario y trasladando todos los controles a un volante multifunción y la consola central.

Interior del Volkswagen ID.4 2020

Aún hay mucho por explorar en el primer SUV eléctrico de la casa alemana que ofrece una alta autonomía y muchos secretos, que seguro llamarán la atención de los amantes de Volkswagen.

El ID.4 formará parte de un sector muy competido

El ID.4 es el primer SUV eléctrico de la marca Volkswagen y llegará a un mercado que es cada vez más competitivo. Será comparado con el Mustang March-E y el Tesla Model 3. A esta contienda se sumará pronto el Skoda Enyaq.

Además, se aproxima el lanzamiento del Nissan Ariya Concept, que aún es un prototipo y del que se espera un alcance de 500 kilómetros de autonomía por carga, incluyendo una tracción integral y sistema de conducción autónoma.

Quizá la diferencia la encontramos en la propuesta de la marca alemana que sigue fiel a la idea de sus automóviles eléctricos sean «para millones y no para millonarios». En definitiva, existen aún muchas incógnitas en relación con las características del Volkswagen ID.4 2020, pero sin duda su línea aerodinámica de un SUV compacto no es una de ellas. 

Este todocamino que promete una autonomía eléctrica de 500 kilómetros, inspirado en el ID-Crozz y equipado con la plataforma MEB y el sello “Made in Germany”, mantiene la tendencia cero emisiones de Volkswagen. Estará disponible en Europa, China y Estados Unidos hacia finales de este año 2020.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top