Cómo alinear las luces del coche

Cómo alinear los faros del coche

Los faros son uno de los elementos más importantes del vehículo; con ellos no solo tenemos mejor visibilidad durante la noche, sino que también nos permiten prevenir accidentes. Estas luces nos ayudan a evitar baches, animales y cualquier obstáculo que se pueda presentar en la carretera. Además, son imprescindibles durante la lluvia y la neblina.

Pero, para que los faros cumplan a cabalidad su trabajo, es necesario que estén en perfecto estado y se encuentren debidamente ajustados. De hecho, aunque las bombillas y reflectores estén bien, de igual modo debemos darle prioridad a los ajustes. No olvidemos que un desajuste en los faros puede atentar contra nuestra seguridad. 

Ahora bien, ¿Cómo sabemos si los faros no están bien alineados? ¿Cuál sería la alineación correcta? A continuación te explicamos cómo debes alinear los faros del coche, para que funcionen correctamente. 

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
desde 279 € mes / IVA incl.
renting Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
Más información
Volkswagen Polo 1.0 TSI Life
desde 299 € mes / IVA incl.
Renting Finders Volkswagen Polo Life Blanco Compacto Oferta
Más información
Kia Rio 1.2 DPi Concept
desde 313 € mes / IVA incl.
Renting Finders Kia Rio Concept Clear White Compacto Cuota
Más información

Ajustar las luces del vehículo: por qué es importante

Desde 1990 se declaró obligatorio realizar mantenimiento a los faros del coche, pero ¿por qué se hace tanto hincapié en esto? Primeramente, porque la correcta visibilidad es esencial en la carretera; debemos recordar que no solo es necesario que tengamos visión de la vía, sino también de los otros vehículos y conductores. 

En consecuencia, si las luces de nuestro coche están muy altas o muy bajas, puede afectar negativamente nuestra visibilidad. Por ejemplo, las luces muy bajas suelen iluminar menos tramos de carretera, mientras que las luces muy altas podrían deslumbrar a los conductores que conducen en el sentido contrario, lo que es muy peligroso para la seguridad vial.

Para evitar cualquiera de estas situaciones, es necesario que le echemos un vistazo a nuestros faros y los ajustemos correctamente, tratando de ser lo más precisos que sea posible.

¿Cómo y por qué se desajustan los faros del coche?

Los faros se desalinean, generalmente, por las siguientes razones:

  • Sobrecarga del vehículo. Esto sucede porque, al conducir con exceso de carga, especialmente en la parte posterior, el peso puede modificar la altura de los faros. Te recomendamos que, justo después de haber trasladado carga pesada, le eches un vistazo a las luces. 
  • Accidentes. Evidentemente, los golpes son una de las causas más comunes del desajuste de los faros. Para ello también te recomendamos revisar las luces después de haber tenido un accidente. De todos modos, lo mejor es conducir con precaución para evitar esta clase de inconvenientes.
  • Instalación incorrecta. Esto puede suceder por error de fábrica o por mala praxis en un taller mecánico. Si las bombillas no fueron instaladas de forma correcta, o si fueron manipulados los tornillos por accidente, los faros quedarán desalineados. 

Mis faros están desalineados: ¿Cómo los ajusto?

Antes de ajustar los faros del coche, te recomendamos tomar primero ciertas medidas que pueden ayudarte posteriormente. Por ejemplo, revisa que los neumáticos estén inflados con la presión necesaria de aire y que, además, el depósito de combustible esté lleno por lo menos hasta la mitad. 

Asimismo, procura que los amortiguadores estén bien nivelados y en buen estado. Cabe acotar que la altura de los faros debe alinearse con la posición cero, es decir, en su posición más baja. 

Por último, el coche debe estar aparcado en un lugar recto y bien nivelado, para que así el ajuste de los faros no sufra alteraciones. También te recomendamos que coloques el vehículo frente a una pared lisa, pues esto te permitirá probar la ubicación de las luces. 

Las herramientas que necesitas

Para ponerte manos a la obra, necesitarás las siguientes herramientas:

  • Guantes resistentes
  • Juego de destornilladores
  • Cinta adhesiva
  • Cinta métrica. 

Primer paso: aparcar el vehículo

Para revisar los faros te aconsejamos estacionar el coche al menos treinta centímetros de la pared y luego encender las luces. Con la cinta métrica, calcula la distancia que hay entre el suelo y el centro de los faros; luego, coloca cinta adhesiva a esa altura sobre la pared en posición horizontal, para después colocar una tira en posición vertical y formar una T, la cual marca el centro de los focos.

Seguidamente, mueve el coche hacia atrás, dejando una distancia de al menos 10 metros de la pared. Si no cuentas con el espacio suficiente, puedes colocarte a 5 metros, pero luego deberás corregir los números para ajustarlos a esa distancia.

Segundo paso: Utilizar una cinta adhesiva para la corrección

Ahora bien, el siguiente paso es colocar otra cinta adhesiva en posición horizontal. Para esto solo debes calcular la distancia de la primera línea de acuerdo con el ángulo de inclinación del faro, y según la distancia de la pared. Te recomendamos revisar la pegatina que llevan los faros, en la que se indica su ángulo de inclinación.

En caso de que el ángulo de inclinación de tus faros sea de 1.2°, a una distancia de 10 metros de la pared, entonces la corrección estará a 12 cm por debajo de la primera línea horizontal que se marcó con cinta adhesiva. En cambio, si la distancia es a 5 metros de la pared (con la misma inclinación), la línea de corrección deberá situarse 6 centímetros por debajo. 

Tercer paso: enciende las luces y verificar

Una vez que encendamos los faros (a una distancia de 10 metros), el centro de la luz debe situarse en la línea horizontal; además, el haz de luz tiene que caer entre las líneas verticales que hemos marcado. 

Cuarto paso: ajustar las luces

Después de comprobar la nivelación de los faros, solo falta ajustarlos (en caso de ser necesario). Para ello gira los tornillos de regulación, los cuales encontrarás en su parte posterior. Ten en cuenta que hay dos tornillos: uno de ellos funciona para modificar la altura de las luces, mientras que el otro sirve para regular la inclinación horizontal. 

Ahora bien, las luces LED y de Xenón se ajustan de una forma diferente. De hecho, muchas de ellas cuentan con un nivelador automático. Esto sucede con los faros cuya potencia supera los 2.000 lúmenes; en este caso solo podemos realizar un pequeño ajuste. 

Entonces, para ajustar correctamente los faros del tipo LED, Xenón o halógenos lo mejor es asistir a un taller, pues estas luces requieren de un tratamiento más especializado. Un experto en la materia tendrá que regular las luces desde el ordenador que está integrado al coche. La buena noticia es que se trata de un proceso rápido, cuya reparación puede costar entre 20 y 50 euros; incluso hay talleres que realizan el ajuste de forma gratuita. 

Para finalizar, desde Renting Finders te recordamos la importancia de revisar con frecuencia no solo las luces de tu vehículo, sino todos los elementos principales del mismo. Esto es crucial para prevenir accidentes y conducir de forma responsable, velando por nuestra seguridad y por la de los demás. 

La buena noticia es que con un coche de renting sin entrada, tienes el mantenimiento y todas las revisiones incluidas en la cuota mensual fija, además del seguro a todo riesgo sin franquicia, la matriculación, la ITV y los cambios de piezas. Renting, la mejor manera de no pagar de más y no llevarte sorpresas en la factura del taller.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h