Punta-tacón y doble embrague: una conducción más dinámica

Punta-tacón y doble embrague: 2 técnicas de conducción que debes conocer

El punta talón o doble embrague son términos conocidos por los forofos de los coches. Sin embargo, son todo un misterio para los conductores comunes.  

El origen de esta maniobra se remonta al mundo de las carreras de competición, pero se está haciendo un hueco en nuestro día a día por ser una técnica de conducción útil. 

Lo más seguro es que todo esto te siga sonando a chino, pero no desesperes, porque a continuación te explicamos de forma clara y sencilla para qué sirve esta técnica y cómo emplearla.

Desde el renting de coches nos apasiona el mundo del motor, y por eso nos encanta compartir contigo trucos y consejos prácticos que mejoren tu experiencia de conducción. 

¿Son lo mismo doble embrague y punta-tacón ?

Aunque son términos que designan técnicas diferentes, ambos tienen la misma finalidad: reducir al máximo la diferencia de revoluciones existente entre el motor y la caja de cambios cuando se reduce velocidad.

A primera vista, estas técnicas pueden parecer complejas de dominar, pero como la práctica hace al maestro, aquí te contamos en qué consisten estas dos maniobras y cómo te pueden ser útiles.  

¿Cuál es el origen de estas técnicas?

Cuando oímos hablar del doble embrague o la punta-tacón, es posible que lo primero que se nos venga a la cabeza es que estas técnicas nacieron en las pistas de competición. Sin embargo, es una maniobra tan antigua como los primeros automóviles. 

Los ahora conocidos como punta-tacón y doble embrague, en su tiempo se les llamaban por un único término: el freno motor. Hasta los años 80 los sistemas de freno convencional y de motor eran insuficientes y se utilizaba el freno motor como apoyo a estos sistemas. 

No así, en las últimas décadas los fabricantes incorporan sistemas de frenos muy eficientes, por lo que pueden soportar una retención más alta que la potencia generada por el motor del coche. De esta manera, el freno motor deja de ser algo fundamental para pasar a ser una técnica complementaria para la conducción.

Las mejores ofertas de Renting Furgonetas

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Renault Express 1.5 Blue dCi 55kW Advance
desde 384 € mes / IVA incl.
Renting Renault Express Advance Furgoneta Manual Blanco Glaciar Renting Finders
Más información
Fiat Doblò Cargo SX 1.6 Mjet
desde 457 € mes / IVA incl.
Renting Fiat Doblò
Más información
Citroën Jumpy Talla M BlueHDi 100 Control
desde 563 € mes / IVA incl.
renting Citroen Jumpy Talla M BlueHDi 100 Control
Más información

¿Qué es el doble embrague?

El doble embrague es una maniobra más sencilla que la de punta-tacón. Esta técnica destaca por la no intervención del freno

Pongamos el caso de que nos aproximamos a una curva donde debemos reducir la velocidad (no la marcha). Para sincronizar las revoluciones del motor y de la transmisión tienes que: 

  1. Pisar el pedal de embrague y colocar la palanca en punto muerto
  2. Mientras la palanca está en punto muerto, soltar el embrague y dar un golpe al acelerador para aumentar las revoluciones
  3. Soltar el acelerador y pisar el embrague para insertar la marcha inferior de forma rápida 
  4. Soltar el embrague

¿Qué es el punta-tacón?

La dificultad del punta-tacón reside en que no solo se tiene en cuenta la agilidad de las extremidades, sino también la colocación del acelerador y el freno. 

Gracias a esta técnica el motor no se revolucionará cuando reduzcas la marcha. La clave está en reducir una o varias marchas durante el frenado mientras se igualan a la vez las velocidades de los ejes de la transmisión. Pero… ¿cómo hacerlo?

  1. Pisa el pedal del embrague para liberar el motor de la transmisión
  2. Al mismo tiempo, frena con la punta del pie y acelera con el talón para aumentar las revoluciones. 
  1. Cambia la marcha a una más corta

Ventajas de las técnicas de punta-tacón y doble embrague

La ventaja más visible es el ahorro de tiempo, ya que te permite minimizar el tiempo de reducción y salir por patas lo antes posible. 

Sin embargo, esta maniobra también tiene beneficios para la salud del coche. Estas técnicas prolongan la vida útil del embrague y el motor, puesto que permiten reducir la diferencia de revoluciones entre los ejes al recortar la marcha. Además, las maniobras ayudan a reducir el desgaste de los frenos y representan un ahorro de combustible. 

Recomendaciones finales para dominar esta técnica

Para quienes conocemos las ventajas de los vehículos de renting sabemos que las mejores técnicas para conducir requieren habilidad, práctica y prudencia. Por lo tanto, antes de probarlo por tu propia cuenta te recomendamos practicar cuidadosamente

Antes de comenzar, hay que asegurarse de tener las condiciones de seguridad adecuadas además de encontrar un lugar donde no se ponga en riesgo ni al practicante, ni a terceros. Lo óptimo sería practicar en un lugar sin tráfico y a unas velocidades bastante moderadas que faciliten el control del vehículo.

¿Te animas a probarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h