Eva / 5 febrero 2020

¿Por qué la potencia de los coches se mide en caballos?

A la hora de comprar un coche, una de las medidas que se suele tener en cuenta es la potencia del motor del vehículo. Esta potencia se mide en caballos, algo curioso que siempre ha llamado la atención pero, como muchos, no sabrás por qué se hace referencia a los caballos al hablar de la potencia en un coche. Para conocer su origen es necesario remontarnos a la historia, hasta el siglo XVIII en Inglaterra.

Por aquel entonces, antes de la Era Industrial, el caballo era el medio de transporte utilizado. Los carros eran tirados por caballos y cuanto mayor era la carga, más caballos se necesitaban para poder transportar esa carga. La velocidad y la resistencia del viaje se medía por la cantidad de caballos.

En 1782, el inventor escocés, James Watt, dió a conocer la máquina de vapor de agua, a partir de los trabajos realizados por Thomas Newcomen, un gran invento que iba a revolucionar la vida hasta ahora conocida. Para convencer a la población de que la máquina de vapor era más potente y eficiente que los caballos utilizados hasta ahora para mover carros o máquinas, Watt creó una nueva medida basada en los caballos de fuerza (HP, Horse Power).

¿Por qué la potencia de los coches se mide en caballos?

¿Cuál es la potencia de un caballo?

Watt comenzó a observar detalladamente el trabajo de los caballos alrededor de un molino y, determinó que, acorde a la medida del círculo donde giraban, así como el número de veces que lo hacían, más el tiempo que tardaban en girar, se podría obtener una fuerza estimada en libras. De esta manera, el escocés concluyó que un caballo medio tenía capacidad para levantar 330 libras a una altura de 100 pies, que equivaldría, en nuestro sistema métrico, a un peso de 149, 68 kg a una altura de 30,48 metros por minuto.

James Watt utilizó la unidad de fuerza que ya existía para comparar el trabajo que realizaba su máquina de vapor con el trabajo de los caballos, por tanto, demostró que su máquina podía levantar cargas de 150 kg a una velocidad de 1,82 km/h. Sin embargo, esta no era una medida absoluta, si no una estimación de Watt y, una excelente campaña de marketing para dar a conocer su revolucionaria máquina de vapor.

Sin embargo, no podemos confundir los caballos de fuerza (HP) con los caballos de vapor (CV). La idea de los caballos de fuerza no convencía a los franceses, quienes crearon una nueva medida como unidad equivalente a partir de su sistema métrico decimal, los caballos de vapor. Aunque existen diferencias entre ambas medidas, difieren en la cantidad de fuerza aplicada por segundo, los CV son 1,37% superior a los HP.

Como resultado, surgió el término Vatio, en inglés Watio en honor a James Watt, como unidad para la potencia incorporada en el Sistema Internacional de Unidades. El vatio no corresponde a una potencia como tal, 1000 vatios, equivale a 1,3 caballos de fuerza, por lo tanto una bombilla de 60v consume 0,08 caballos de fuerza.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top