Laura / 7 julio 2020

¿Qué son los «coches zombies»?

La Dirección General de Tráfico podría estar sospechando de una nueva forma de fraude con respecto a los coches que desde hace tiempo se les debía dar la baja definitiva, y hasta ahora solo se les ha dado la baja temporal. Estos son los denominados coches zombies, que han ido en aumento año tras año, y a día de hoy han aumentado más del 45% en los últimos 15 años, cuando desde siempre ha significado solo el 5% de la cuota.

Pero el verdadero crimen no es la suscripción de la baja temporal, sino que dichos coches no vuelven a incorporarse al registro de vehículos en circulación, lo cual, es una situación que preocupa a la DGT, ya que estos coches podrían están usándose para actividades fraudulentas.

En el mejor de los casos, puede que los coches zombies hayan sido reanimados para tener una segunda vida sin realizar los trámites pertinentes, y en el peor de los casos, tratarlos desde las deshuesadoras para vender sus partes o exportarlos para su venta ilegal en otros países. Pero entonces, ¿qué son los “coches zombies”?

Los coches zombies son los vehículos dados de baja temporalmente por no preverse su uso por una larga temporada, y por tal motivo, quedan exentos de los impuestos de circulación, de seguro obligatorio y de la ITV.

Qué son los coches zombies y por qué son un problema

El número de coches zombie aumenta con los años

De acuerdo a los datos otorgados por el Ministerio del Interior, hasta 700.000 coches se dan de baja cada año, de los cuales el 50% representan las bajas temporales. En 2004 este tipo de baja representaba solo el 5%, y en la actualidad está representando el 45%.

Es cierto que la cifra puede ir en aumento debido a las diferentes medidas que están tomando las autoridades, en su intento de ajustarse a las exigencias de la UE con respecto a la calidad del aire, sin embargo, es un porcentaje muy elevado y alarmante para la DGT, que intuye que podría ser por motivos de fraude.

La irregularidad se da cuando estos coches zombies no culminan el proceso natural de descontaminación para darse de baja de forma definitiva, ni se inicia el proceso regular para sacarlo a circulación nuevamente. De ahí, el nombre de coche zombie otorgado por la DGT.

¿Por qué los coches zombies son un problema?

Los coches zombies en circulación son un problema, ya que circulan en vías públicas sin el permiso ni los trámites correspondientes, es decir, no cuentan con la ITV, ni con un seguro. Estos coches representan un peligro en la vía tanto para el conductor como para quienes están a su alrededor.

Algunos de estos coches zombies podrían estar usándose para actividades fraudulentas, como por ejemplo la comercialización de piezas de coches antiguos, burlando la normativa europea que regula dichas actividades, o incluso para cometer delitos de tráfico.

De acuerdo a la DGT, muchas de las operaciones de baja temporal se están realizando sin cumplir los requisitos para dicha condición, es decir, los coches zombies no tienen ninguna de las motivaciones expresadas en la normativa para darse de baja temporal, y aun así lo consiguen. 

Requisitos de la DGT para otorgar la baja temporal de un coche

La DGT declara la baja temporal de un coche en las siguientes situaciones:

  1. Por motivos personales que lleven al propietario del vehículo a mantenerlo fuera de circulación por un tiempo.
  2. Por la entrega del coche a un compraventa.
  3. Por robo del vehículo, dando la baja hasta que el coche aparezca.

Con la baja temporal, el propietario del coche se ahorra lo que conlleva la circulación del mismo de forma legal, como por ejemplo pasar la ITV o tener un seguro obligatorio, entre otros. Además, el procedimiento para dar de baja un coche temporalmente es muy sencillo, solo se necesita presentar la autorización del propietario y pagar una tasa de 8,40€.

En ocasiones ocurre que el propietario del vehículo encarga el trámite a un tercero con previa autorización, sin embargo, podría ser que algunos de los centros que se dedican a esto estén tramitando la baja sin cumplir con la normativa europea de descontaminación de vehículos, para así, poder revender las piezas en el mercado negro.

Y es que para dar de baja a un coche definitivamente es necesario su retirada desde un centro autorizado de tratamiento. Pero la baja temporal deja un vacío enorme porque como bien lo indica la norma, este tipo de baja no tiene fecha límite, por lo tanto, permite sacar el coche de circulación sin seguir un rastro oportuno hasta darse de baja de forma definitiva.

Aunque actualmente no hay un procedimiento oficial para darle seguimiento a dicho fenómeno, desde octubre de 2019 se está enviando una carta a aquellos propietarios cuyos coches han sido dados de baja temporalmente, para informar de que a su coche no se le ha otorgado la baja definitiva y que, por tanto, podría estar en circulación como un coche zombie. 

Esta notificación no implica inconvenientes legales para el propietario del coche zombie, pero sí podría inducir a que declarara que su coche no ha sido dado de baja, para entonces hacer un seguimiento de cada caso particular.

Por eso es importante que los propietarios de coches que entregan sus vehículos a terceros hagan un seguimiento del procedimiento, para corroborar que el establecimiento encargado de ello haya seguido la normativa legal adecuada para dar de baja de forma definitiva.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top