Persona tocando pantalla de coche autónomo

Ventajas de contar con un coche autónomo

Un coche autónomo es aquel que no necesita de un conductor para desplazarse; es decir, se conduce solo, sin tener un piloto que lo monitoree. No cabe duda de que es lo más cercano que tenemos a un vehículo futurista, si bien todavía no vuela (pero poco le falta).

A simple vista parece una excelente alternativa para reducir los accidentes y agilizar el transporte diario, pero ¿cómo funciona realmente y cuáles son sus ventajas? Desde el renting de coches te lo contamos.

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Seat Ibiza 1.0 TSI Reference XL
desde 263 € mes / IVA incl.
Renting Seat Ibiza 1.0 TSI Reference XL Sin Entrada
Más información
Kia Ceed 1.0 T-GDi Concept
desde 299 € mes / IVA incl.
Renting Kia Ceed 1.0 T-GDi Concept Sin Entrada
Más información
Ford Focus 1.0T EcoBoost mHEV ST-Line
desde 324 € mes / IVA incl.
Renting Ford Focus 1.0T EcoBoost mHEV ST-Line Sin Entrada
Más información

¿Cómo funciona un coche autónomo?

Los vehículos autónomos son aquellos que están equipados con la tecnología necesaria para gestionar la conducción por su cuenta. Esto quiere decir que no necesitan de la intervención humana para desplazarse. Eso sí, la autonomía puede variar según cada coche; hay algunos mucho mejor optimizados que otros. En líneas generales, un coche de este tipo puede hacer lo siguiente:

  • Detectar diferentes clases de obstáculos.
  • Interpretar de manera efectiva las señales de tráfico, ya sean las pintadas en el pavimento o las ubicadas a los lados de la carretera.
  • Identificar y responder adecuadamente ante peatones u otros vehículos para prevenir accidentes.
  • Recordar las rutas habituales del propietario y optimizarlas para mejorar la eficiencia del trayecto de un punto a otro.

¿Cuáles son las ventajas de un coche autónomo?

Funcionamiento de un coche autónomo

Reducir accidentes, optimizar la conducción

Mediante el uso de tecnologías avanzadas y algoritmos que respetan las señales de tránsito, los vehículos autónomos ayudan a disminuir los accidentes causados por el incumplimiento de estas señales por parte de los pilotos. La prioridad en su diseño es la seguridad de los transeúntes. 

Vehículos más sostenibles

Los vehículos autónomos no solo utilizan tecnología avanzada para el control de la conducción, sino que también incorporan lo último en tecnología vehicular, como motores eléctricos de baja o nula emisión de contaminantes, lo que resulta en coches con emisiones cero de carbono o gases de efecto invernadero. 

Sensores y cámaras de 360°

Los vehículos autónomos cuentan con una visión de 360 grados. Gracias a una serie de sensores y cámaras avanzadas, estos vehículos pueden monitorear todo el entorno circundante mientras se desplazan. Esta capacidad de análisis del entorno en 360 grados les permite manejar el tráfico con mayor eficiencia, especialmente en las vías congestionadas de las grandes ciudades. 

Transporte eficiente

Si hablamos de los coches autónomos a nivel de transporte de mercancías, estos vehículos permiten una mayor eficiencia en los traslados, ya que no requieren realizar las pausas necesarias para el descanso de los conductores, como ocurre con el transporte convencional. 

Comodidad, accesibilidad e inclusión

Ofrecen mayor accesibilidad y comodidad, además de contribuir a la disminución de los atascos. La tecnología de estos vehículos facilita un mejor acceso para personas con discapacidades o movilidad reducida, debido a la menor necesidad de intervención humana en la conducción y control en las vías. 

¿Son 100% autónomos? Conoce los niveles de autonomía

La autonomía de estos coches indica cuánta asistencia humana necesitan para conducir. A continuación, explicamos los distintos niveles de autonomía disponibles actualmente, excluyendo el nivel cero, ya que este representa a los coches tradicionales sin asistencia.

  • Nivel 1: asistencia básica: estos vehículos tienen tecnología que ayuda en la conducción lateral o longitudinal, pero el conductor debe gestionar otros aspectos.
  • Nivel 2: autonomía parcial: en este nivel, el conductor no necesita controlar tareas como el movimiento, permitiendo que el vehículo se encargue de más funciones.
  • Nivel 3: Autonomía condicional: aquí, el coche puede funcionar de manera autónoma pero permite la intervención del conductor en casos de emergencia o fallo. Estos vehículos incorporan tecnología para el control lateral y longitudinal, así como la detección de obstáculos.
  • Nivel 4: alta autonomía: los vehículos en este nivel pueden conducirse prácticamente solos, sin necesidad de intervención humana. Cuentan con un sistema de respaldo que puede estar fuera del coche y se activa en caso de fallos del sistema principal, incluso en situaciones de emergencia o riesgo mínimo.
  • Nivel 5: autonomía completa: en este nivel el coche es totalmente independiente para realizar traslados sin ninguna limitación. Estos vehículos no requieren elementos tradicionales de conducción como pedales o volante, ya que pueden operar completamente sin intervención humana.

Posibles desventajas de los coches autónomos 

Falta de intervención humana en caso de problemas: aunque las máquinas y la tecnología avanzada son productos de la ingeniería humana, no son infalibles. Siempre existirán errores y, al no contar con elementos tradicionales como volante y pedales, los humanos no podrán intervenir ante un fallo o inconveniente.

Pérdida de habilidades de conducción: si ya no necesitamos conducir, surge la pregunta de si necesitaremos algún tipo de licencia o certificación. ¿Dejaremos de aprender a conducir coches tradicionales? ¿Qué ocurrirá en lugares donde esta tecnología no esté disponible?

Dificultades con los seguros: en caso de un accidente, surge la pregunta de quién es el responsable: ¿Cuál fue el coche autónomo que falló? ¿Y si ambos vehículos involucrados fallaron? Estas cuestiones complican la determinación de culpabilidad.

Coste elevado: aunque el precio exacto de salida aún no se conoce, es probable que, debido a su tecnología avanzada, estos vehículos tengan un coste muy alto.

Aún no se sabe con certeza cuáles serán las ventajas e inconvenientes definitivos, pero este panorama teórico ofrece una visión aproximada de lo que podría ser el futuro. El renting de coches, si bien aún no cuenta con coches autónomos, te deja ponerte al volante de los coches más novedosos del mercado, por lo que es la alternativa ideal para disfrutar de las tecnologías punteras en el sector automotriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h