Qué es la reserva de dominio del coche

¿Qué es la reserva de dominio de un coche?

¿Sabes qué es la reserva de dominio de un coche y qué implicaciones tiene esta figura jurídica? Posiblemente estés considerando financiar tu próximo coche o ya estés conduciendo un vehículo de renting para particulares y tengas algunas preguntas al respecto. En este artículo te explicamos qué es la reserva de dominio, cómo funciona, sus limitaciones y todo lo que necesitas saber al respecto.

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
desde 279 € mes / IVA incl.
renting Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
Más información
Volkswagen Polo 1.0 TSI Life
desde 299 € mes / IVA incl.
Renting Finders Volkswagen Polo Life Blanco Compacto Oferta
Más información
Kia Rio 1.2 DPi Concept
desde 313 € mes / IVA incl.
Renting Finders Kia Rio Concept Clear White Compacto Cuota
Más información

Un pacto llamado reserva de dominio 

Efectivamente, la reserva de dominio no es otra cosa que un pacto que se establece entre el comprador y el vendedor de un coche mediante una cláusula en el documento de compraventa.

De acuerdo con esta figura jurídica, la propiedad y el dominio del coche pertenecen al vendedor, mientras que el uso y la posesión son del comprador.

Esto quiere decir que al comprar un coche a crédito no eres realmente su dueño  hasta haber pagado el vehículo en su totalidad: tienes derecho a tener el coche y a utilizarlo, pero no es de tu propiedad.

Este acuerdo entre las partes involucradas en la negociación está presente prácticamente en todas las operaciones de compraventa a crédito; es también muy común encontrarla en los contratos de renting.

¿Qué limitaciones establece la reserva de dominio?

Como ya hemos dicho, cuando compras un coche con financiamiento puedes hacer uso de este en todo momento y como mejor te convenga. No obstante, hasta que no se haya levantado la reserva de dominio no tendrás autorización de:

  • vender el vehículo
  • cambiarlo de titularidad
  • dar el coche de baja

Ahora bien, una vez que has terminado de pagar el importe del crédito, ya puedes eliminar la reserva de dominio. A partir de ese momento serás el dueño absoluto del coche.

¿Cómo se cancela una reserva de dominio por un coche comprado a crédito?

Solo el comprador puede cancelar la reserva de dominio de su coche, una vez cancelado el importe al banco o entidad financiera. Si necesitas cancelar esta figura jurídica debes seguir los siguientes pasos:

  1. Ten a la mano tu contrato de financiación. En caso de no poseerlo, deberás acudir a la entidad que te otorgó el crédito.
  2. Solicita una nota simple de vehículo en el Registro de Bienes Muebles Provincial donde se matriculó el coche. Si cuentas con DNI electrónico, puedes realizar este trámite por Internet. 
  3. Solicita a la entidad el levantamiento de la reserva de dominio enviando la nota simple de vehículo y tu DNI. Este trámite demora aproximadamente dos semanas y puede costar entre 10€ y 80€.
  4. Paga las tasas establecidas
  5. Presenta los siguientes documentos en el registro, envíalos por correo ordinario o por servicio de mensajería:
    1. Fotocopia del DNI.
    2. Informe del coche emitido por la DGT.
    3. Inspección Técnica de Vehículos (ITV).
    4. Permiso de circulación del vehículo en regla.
    5. Solicitud de cancelación del dominio
    6. Pago de tasas.
    7. Carta de pago de la entidad financiera o bancaria. 

En caso de optar por mensajería, debes hacer una carta autorizando a la persona que realizará el trámite.

En dos semanas aproximadamente el Registro pondrá al día la propiedad del coche. Para asegurarte de ello deberás acudir a la Jefatura de Tráfico más cercana .

Reserva de dominio de un coche en el sistema renting

Por definición, el renting es un contrato mediante el cual una empresa cede el vehículo en arrendamiento a mediano o largo plazo a un arrendatario. 

El sistema de renting también establece la reserva de dominio: tú alquilas un coche a mediano o largo plazo y durante este periodo puedes disfrutar de todas sus ventajas. 

En el momento de hacer el contrato, la empresa titular del vehículo comunica al registro del vehículo el contrato de arrendamiento, lo cual impide cualquier transferencia del coche hasta que el contrato haya finalizado.

¿Ahora bien, si en ninguno de los dos casos eres el dueño del vehículo, en qué se distingue el sistema de renting de la compra de un coche con financiamiento? Enumeramos a continuación las diferencias entre ambos sistemas:

  1. Para comprar un coche con financiamiento tienes que pagar una entrada, que generalmente supone un 20% del total del importe. En el caso del renting, por el contrario, no necesitas pagar entrada alguna, por lo que te olvidas de desembolsar esta elevada suma. Una vez firmado el contrato y pagada la primera cuota puedes empezar a disfrutar del coche.
  2. Para obtener financiamiento para comprar un coche debes cumplir una lista de requisitos y presentar el papeleo correspondiente al concesionario, banco o institución financiera y esperar respuesta durante un lapso prolongado. En el caso del renting, los trámites son mucho más sencillos y expeditos: basta con presentar la documentación solicitada, elegir tu coche, kilometraje y plazo del renting y en poco tiempo puedes conducirlo.
  3. En la cuota fija mensual de renting están incluidos todas las reparaciones, revisiones preventivas y recambio de piezas del coche. 
  4. En el renting no hay sorpresas: una vez que se establece cuál será el pago mensual, la cuota se fija en el momento de firmar el contrato y no varía.
  5. Y lo más importante: no tienes que realizar complicados trámites para cancelar la reserva de dominio. Prácticamente, es una cuestión invisible para ti, ya que el coche que eliges rentar te es asignado a cambio de un pago mensual fijo. 

Una vez que termina el contrato, solo tienes que devolver el coche o, si lo deseas, cambiarlo por otro. En el primer caso, solo entregas el coche a su dueño, la agencia de renting; en el segundo, el único trámite que debes realizar es la firma de una nueva contratación por otro coche.

Como ves, el renting ofrece muchas más ventajas que la compra de un coche. Asimismo, cuando compras un coche en propiedad estás atado al mismo modelo durante muchos años, periodo durante el cual el vehículo se deprecia. A esta pérdida de valor le debes sumar los gastos por mantenimiento, reparaciones, seguro y revisiones, cuyos importes se van incrementando conforme pasa el tiempo, por el desgaste natural de las piezas. 

En el renting, por el contrario, puedes cambiar de coche cada vez que se termina el contrato, el cual no va más allá de 5 años. Y como el seguro, mantenimiento y las revisiones y reparaciones que se necesiten están incluidas en la cuota mensual, te quitas la preocupación de pagos inesperados por averías que nadie esperaba que pudieran presentarse.

A todo esto hay que sumar el hecho de que no tendrás que hacer complicados trámites de matriculación, seguro ni cancelación de reserva de dominio alguna. Ante todas estas ventajas, ¿qué esperas para decidirte por el renting?

En conclusión

La reserva de dominio es un acuerdo entre las partes que permite al vendedor reservarse la propiedad sobre el coche que te ha vendido hasta tanto no haya recibido el 100% del valor establecido en el documento de compraventa. 

El trámite para cancelar una reserva de dominio requiere de tiempo para presentar una serie de documentos ante distintos organismos.

En el renting, una vez que finaliza el lapso de alquiler del coche no tienes que lidiar con ningún trámite. Simplemente entregas el coche, lo cambias por otro o, si lo prefieres, solicitas su compra. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h