Glosario de términos

Aseguradora

La compañía de seguros o aseguradora es la empresa que tiene como actividad económica asegurar los riesgos a terceros, ya sean personas físicas o jurídicas. Esto significa que este tipo de empresas protegen o resguardan los bienes materiales de riesgos que pueden sufrir como accidentes de coche, incendios, robos, etc.

La aseguradora protege aquellos objetos que pueden tener riesgo de recibir algún tipo de daño, como pueden ser una vivienda, un coche o la propia persona. En este último caso estaríamos hablando de un seguro de vida, de seguros de empresas a trabajadores y clientes o de seguros de colegios a alumnos.

El servicio de dar un seguro surge de la necesidad de la protección frente al riesgo que puede plantear un posible acontecimiento negativo y con pérdidas económicas en el futuro. Teniendo en cuenta que los riesgos pueden ser de tipo personal, material o patrimonial.

A cambio de estos seguros, recogido en el correspondiente contrato, la aseguradora recibe una cuota (prima) por parte del asegurado o tomador. Las aseguradoras suelen ofrecer productos intangibles para satisfacer distintas necesidades y, en ocasiones obligaciones marcadas por la ley. 

Este producto de tipo financiero se denomina seguro, que es lo que las personas y empresas utilizan para proteger su patrimonio o incluso las propias personas. Los más habituales son : 

  • Seguros de coches
  • Seguros de vivienda
  • Seguros de alquiler
  • Seguros médicos
  • Seguros empresariales
  • Seguros educativos

La actividad financiera desarrollada por las aseguradoras tiene una gran importancia, junto con la que realizan las entidades bancarias y los mercados de valores.

Funciones de una empresa aseguradora de coches

La principal actividad de las compañías de seguros es ofrecer un servicio de seguridad a sus clientes. Para ello, realiza un contrato (póliza de seguros) en el que se recogen una serie de cláusulas y condiciones.

El agente asegurador y el asegurado o tomador pactan dichas condiciones del seguro del coche. A partir de ese momento, el cliente deberá ir pagando las cuotas fijadas en los periodos establecidos para ello.

De este modo, la aseguradora reúne una cantidad de dinero procedente de todas las cuotas abonadas por los asegurados. Parte de esa cuantía será la que se utilice para hacer frente a las indemnizaciones correspondientes a aquellos clientes que hayan sufrido algún tipo de daño en el patrimonio o sobre la propia persona.

La cantidad variará en función del tipo de seguro de coche que se haya contratado. Los seguros de coches pueden ser frente a terceros, a todo riesgo o a todo riesgo con franquicia. Esto va a permitir a los beneficiarios poder hacer frente a esa pérdida patrimonial.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h