GLosario de términos

Head-Up Display

Head-Up Display o HUD es el término que se utiliza para referirse a la visualización frontal. El sistema es el encargado proyectar información útil que facilita la instrumentación tradicional. De este modo, el conductor no tendrá que desviar la vista de la carretera para consultar estos datos.

Este aparato recorta hasta en medio segundo el tiempo de consulta a la instrumentación hasta que se vuelve a mirar a la carretera. Además, ayuda a reducir las distracciones y a que haya menos cambios de velocidad porque el conductor vas a ver en todo momento a qué velocidad está circulando.

Tipos HUD

Según quien sea fabricante, se pueden encontrar dos tipos deHead-Up Display. Existen unos modelos que proyectan la información en un panel trasparente pequeño y retráctil. Estos se denominan Head Medium Display. Tiene un coste de unos 350 euros. La ventaja es que es más barato que los Head-Up Display, pero ofrece mucha menos información debido, fundamentalmente, al reducido  espacio de proyección. Por lo general, ofrece información sobre la velocidad, indicaciones del navegador o el ajuste de control de crucero.

En cambio, otros proyectan la información directamente en el parabrisas del coche, de modo que parece flotar por delante del vehículo a unos 10 metros.  Estos son los Head-Up Display o HUD. Es una variante mucho más vistosa, más sofisticada, con más información y mejor resolución que los médium. Asimismo, puede ofrecer miles de colores, aunque por defecto los fabricantes tienden a reducir la iconografía. 

Normalmente, los datos que se proyectan son la velocidad, el límite de velocidad, indicaciones se está utilizando un sistema de navegación, entre otros. Además, algunos Head-Up Display permiten ajustar la altura de proyección, para que la consulta sea lo más cómoda posible para el conductor. El HUD suele tener un coste económico que ronda los 1.300 euros. Esto hace que se vea más en coches de alta gama.  

Origen

El Head-Up Display se empezó a utilizar la aviación con el fin de que los pilotos conocieran la información sin tener que apartar la mirada. La primera marca de automoción en aplicar esta tecnología fue General Motors en su Chevrolet Corvette, después se incluyó en otros coches como el Cadillac DeVille.

La primera marca en utilizar el HUD fue BMW en el año 2004 para su Serie 5 (E60/E61) y más tarde lo instaló en otros modelos de su marca. Poco a poco esta tecnología que parecía que se iba a quedar en modelos de alta gama, empezó a usarse también en los coches más económicos.

¿Se puede instalar en cualquier coche?

La verdad es que sí. En la actualidad, se puede colocar este gadget en cualquier vehículo como un accesorio más. Se puede adquirir en tiendas online y físicas, por lo que se puede adquirir muy fácilmente. Por tanto, cualquier vehículo puede incorporarlo, al menos el modelo Medium, ya que el Head-Up Display requiere un proyector potente y un parabrisas especial.