Glosario de términos

Intercooler

Este componente es primordial en aquellos motores que cuentan con un turbocompresor. La función del intercooler es que no se produzca una bajada de rendimiento cuando el turbocompresor calienta el aire que recibe al comprimirlo.

El intercooler está ubicado entre el turbocompresor y la admisión del motor. Se trata de un radiador aire-aire o aire-agua. Su función es reducir la temperatura del aire que proviene del compresor del turbo a unos niveles óptimos para cuando entre en los cilindros a través de las válvulas de admisión.

Cómo funciona el turbo

La misión del turbo es inyectar aire a una presión mayor que la atmosférica de los cilindros. De este modo, se consigue aumentar la potencia sin tener que utilizar motores con una cilindrada mayor, y por tanto  tampoco se hace necesario que el motor sea de mayor dimensión, consumo, peso y emisiones contaminantes.

Esto exige un proceso en el que los gases de escape, que salen del cilindro mediante la válvula de escape, hacen que gire una rueda de turbina, que tiene un eje fijado a otra rueda de compresor. Por tanto, las dos comparten eje y giran a la misma velocidad. Dicho de otro modo, los gases de escape provenientes del cilindro mueven la turbina.

Así, los gases de escape que mueven la turbina salen otra vez hacia sistema de escape, el compresor aspira el aire que viene del filtro de aire para comprimirlo y empujarlo a entrar a mayor presión por la válvula de admisión hacia el cilindro.

Si se quiere que un motor con turbocompresor funcione de manera correcta, se necesita que dicho aire, que está caliente y que se ha comprimido adiabáticamente, se enfríe. Aquí es donde entra en acción el intercooler. Esta pieza tiene la misión de reducir la temperatura del aire que proviene del compresor. El objetivo es que llegue más oxígeno al cilindro, incrementando así el rendimiento de la mezcla.

Cómo funciona el intercooler

Hay que tener en cuenta que el aire del compresor el turbo sale a una temperatura aproximada de entre unos 90ºC y 120ºC. Este aire ha perdido densidad y cierta cantidad de oxígeno. El intercooler logra rebajar la temperatura del aire proveniente del compresor entre un 10% y un 15%.

Por lo general, los intercooler son de tipo aire-aire, pero existen algunos que incluyen un chorro de agua para humedecer la parte externa, con el fin de dar lugar a una mayor transferencia de temperatura cuando el agua se evapora.

Habitualmente, el intercooler se encuentra entre el turbo y la admisión del motor. Si el intercooler posee un gran tamaño, se coloca en la parte central del frente del vehículo. De este modo, recibe una mayor cantidad de aire con una temperatura más baja a la que tendría que salir del compresor del turbo.

En aquellos modelos que tienen un tamaño más pequeño, el intercooler puede estar colocado en los pasos de rueda del eje delantero. Claro está, cuanto más baja es la temperatura del aire externo, será mucho más fácil el proceso de enfriamiento del intercooler.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h