Glosario de términos

Filtro de aire

El filtro de aire es una pieza cuya función es purificar el aire que se introduce en el motor del vehículo, eliminando las impurezas e impidiendo que éstas lleguen a los cilindros del motor.

El buen funcionamiento del vehículo depende de un estado óptimo del filtro. La pieza protege los cilindros del motor del desgaste, reduce el riesgo de aumento del consumo de gasolina, previene la contaminación del aceite y disminuye las emisiones de contaminantes.

¿De qué se compone el filtro de aire?

El filtro de aire está compuesto de un escurridor, una malla y un filtro de fibras, encargadas de retener la suciedad del aire. Suele estar instalado dentro de un recipiente plástico que se conecta al cuerpo de la válvula de aceleración a través de un tubo de entrada. 

Elaborado de papel o celulosa, que resultan bastante económicos porque son reciclables y diseñados para que puedas mojarlos durante el proceso de limpieza del filtro de aire.

También encontramos filtros de habitáculo o HEPA (High Efficiency Particulate Air), que son filtros de alta eficiencia encargados de filtrar micro partículas. 

¿Dónde se encuentra ubicado el filtro de aire?

El filtro de aire se localiza en el acceso de la cámara de combustión. Su finalidad es garantizar que el caudal de aire con el que el coche realiza el proceso de combustión permanezca libre de impurezas y no contamine el motor.

¿Qué le sucede al coche cuando existe un mal funcionamiento del filtro de aire?

Cuando el filtro de aire se obstruye o se ensucia impide que llegue el aire suficiente a la cámara, dificultando la combustión. Esto influye de manera importante en la vida utilizable del motor, debido a que reduce la potencia del mismo.

Asimismo, un filtro de aire en mal estado implica el desgaste prematuro de los componentes del motor, aumentando el riesgo de posibles averías y fallos. 

La suciedad presente en un filtro de aire dañado puede deteriorar las partes internas. Esto es debido a que los espacios existentes entre las piezas son muy reducidos y esta mugre puede ocasionar roces, ralladuras y daños a las partes más sensibles.Estas micropartículas se desplazan por el motor, ensuciando el aceite encargado de lubricar unas partes, lo que hace que la suciedad se extienda a otras piezas del automóvil.

Sin el filtrado correcto, las impurezas ocasionan desgaste de los cilindros, las válvulas y otras piezas. 

Mantenimiento del filtro de aire

Cuando compruebes que las fibras que constituyen el filtro de aire del coche están demasiado sucias o manchadas, es el momento de llevar a cabo el mantenimiento preventivo o correctivo de la pieza.

Lo ideal es realizar el cambio del filtro una vez por año, o entre 10.000 y 15.000 kilómetros recorridos, de acuerdo a las especificaciones del fabricante del coche. Es importante que realices el cambio de la pieza con ayuda de un profesional en el área.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h