GLosario de términos

Control de crucero

El control de crucero, también conocido como autocrucero, es un sistema autónomo de control de la velocidad, diseñado para automatizar y mantener una velocidad constante fijada previamente por el conductor y liberando a éste de su actuación sobre los pedales.

Los primeros dispositivos tienen su origen en el año 1910, cuando Peerless utilizó una tecnología creada en 1788 para controlar la velocidad del motor de vapor. Pero fue en 1958 cuando salió al mercado el Chryler Imperal, el primer vehículo con un sistema más moderno que usaba una bobina para variar la posición del acelerador.

Cómo funciona el control de crucero en el coche

Los controles de velocidad actuales se pueden activar o desactivar según desee el conductor, o algunos están siempre activos pero no siempre en funcionamiento. Normalmente para activarlo el conductor debe llegar a la velocidad que desee de forma manual, y una vez alcanzada usar el control para establecer la velocidad de crucero.

Este sistema calcula la velocidad mediante un velocímetro y actúa sobre la válvula de aceleración para mantener la velocidad del vehículo de forma constante, generalmente por encima de los 30 km/h. El software del dispositivo se encarga de regular la velocidad, acelerando o frenando según sea necesario para mantener la velocidad predeterminada.

Tipos de control de crucero para vehículos

  • Limitador de velocidad: evita que el vehículo supere la velocidad predefinida por el conductor. Es decir, una vez alcanzado ese punto, el coche no adquiere más velocidad independientemente de que pises el acelelador. Es un sistema muy útil para evitar multas en ciertos tramos.
  • Control de velocidad de crucero: es el sistema tradicional, asociado al sensor del velocímetro, que consiste en mantener de manera constante la velocidad establecida por el conductor previamente. Esta automatización se interrumpe en el momento en el que el conductor pisa el freno o el acelelador retomando el control de la velocidad.
  • Control de velocidad de crucero adaptativo: es un sistema basado en una tecnología de sensores que mide la distancia entre vehículos con el objetivo de mantener una distancia de seguridad constante controlando la velocidad, e incluso frenando automáticamente en situaciones de peligro de colisión. Este sistema sólo está disponible en vehículos de cambio automático, ya que para regular la velocidad necesita a su vez cambiar de marcha de manera autónoma.
  • Control de velocidad de conducción: es un sistema semi-autónomo que mantiene una velocidad constante además de mantener el coche dentro del carril para evitar cambios involuntarios. En algunos modelos este sistema permite seguir al coche de delante y en otros incluso realizar adelantamientos automáticos.
top