Glosario de términos

Sistema de arranque en pendiente

El sistema de arranque en pendiente es el encargado de disminuir la velocidad de las ruedas del coche cuando se superan los límites de inclinación. Como sistema de seguridad en coches, permite que una vez acelerado el vehículo, este no se desplace hacia atrás, previniendo así accidentes de tráfico.

El sistema de arranque en pendiente también es conocido como «Hill Holder» (o sujetador de colinas) y pertenece al sistema antibloqueo de frenos ESP. En la actualidad, los sensores de inclinación son los asistentes eléctricos encargados de frenar automáticamente los neumáticos.

¿Cómo funciona el sistema de arranque en pendiente?

El sistema de arranque en pendiente cuenta con un sensor que reconoce los ángulos de inclinación de la carrocería y actúa automáticamente cuando se supera el ángulo establecido, o se aplica presión al sistema de frenos de los neumáticos delanteros durante 2,5 segundos. Esta acción evita que el coche se desplace hacia atrás.

El Hill Holder se activa cuando el coche está en fase de arranque: completamente detenido, con la primera marcha, en embrague y con el pedal de freno sostenido.

El sistema consta de dos etapas. La primera corresponde al primer segundo y medio que ofrece el tiempo suficiente para que el conductor cambie el pie del pedal del freno al acelerador. El tiempo restante le permite al conductor liberar el pie del embrague.

Si no se realizan las operaciones señaladas (cambio de un pedal al otro y liberación del embrague), el sistema liberará los frenos progresivamente para evitar alguna acción peligrosa e inesperada por parte del conductor. Cuando el coche se ponga de nuevo en marcha, el sistema se desactivará automáticamente.

 ¿Es necesario instalar el sistema de arranque en pendientes?

El Hill Holder reduce las posibilidades de colisión al transitar por una pendiente y minimiza el desgaste de los neumáticos y del embrague. Además, el uso del freno de mano ya no será necesario al transitar por una pendiente.

Ventajas de usar el Sistema de Arranque en Pendiente o sistema Hill Holder

A continuación te presentamos algunas de las ventajas más importantes que obtendrás al instalar el sistema de arranque en pendiente:

  • Con esta tecnología ya no será necesario utilizar las maniobras manuales entre el embrague, el freno y el acelerador.
  • Su instalación es económica y las mejoras en la conducción serán notables desde el primer momento en el que transites por una pendiente. 
  • Es un sistema 100% automático, así que no es necesario activarlo mediante algún dispositivo extra. 
  • No es necesario conocer ninguna maniobra nueva: solo deberás cambiar el pie del pedal de freno al acelerador.

Aprobado su uso en el examen práctico

La Dirección General de Tráfico aprobó el uso del sistema de arranque en pendiente para quienes se presenten al examen práctico de conducir. Otras de las tecnologías permitidas desde finales del 2019 es el uso de la cámara de marcha atrás, el sistema Start&Stop, sensores de aparcamiento, alerta de frenada de emergencia, entre otros. 

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h