Glosario de términos

Transmisión DCT

La transmisión DCT o Dual-Clutch Transmission es una caja de cambios automática de doble embrague. Este cambio automático es de tipo rápido y mejora la experiencia de conducción, reduciendo el consumo y los tiempos de aceleración. Es por ello que ha ganado una gran aceptación y ha servido como puerta de entrada a otras cajas de cambios automáticas.

La transmisión DCT consiste es un cambio manual que se opera de manera automática. La centralita del coche envía la orden de cambiar de marcha en función de una serie de parámetros como la posición del acelerador, y a través de un mecanismo hidráulico acciona el embrague y engrana la marcha correspondiente.

A diferencia de los cambios manuales, la transmisión DCT cuenta con dos embragues, dos ejes secundarios y dos ejes primarios. Dichos embragues pueden ser monodisco seco o multidisco húmedo (bañados en aceite).

Esta última opción presenta mayores ventajas como más control de la temperatura del embrague o un acoplamiento mucho más suave. Eso sí, la desventaja es que requiere una mayor cantidad de aceite en la caja y, por tanto, se encarece su mantenimiento. Hay que tener en cuenta que el aceite de transmisión duplica o triplica el coste del aceite del motor.

¿Cómo funciona la transmisión DCT?

Un cambio de doble embrague consiste en dos cambios manuales en paralelo que operan automáticamente. El primero se encarga de transmitir del movimiento a las ruedas, mientras que el segundo engrana la siguiente velocidad. De esta manera, sólo es necesario desacoplar un embrague para acoplar otro.

A uno de los cambios le corresponde las marchas pares y al otro las impares. Este cambio se realiza en menos de una décima de segundo y sin interrumpir la potencia del motor. La centralita es la que toma la decisión de elegir una marcha inferior o superior. 

El principio en el que se basa el funcionamiento de este tipo de transmisión data de antes de la Segunda Guerra Mundial, pero nunca se aplicó a ningún coche hasta la década de los 80 del siglo XX. Porsche fue el primero en aplicar esta tecnología y más tarde Audi, también en otro coche deportivo. No fue hasta 2013 cuando Volkswagen lo aplicó en el primer vehículo comercial.

Ventajas de la transmisión DCT

  • Apenas se pierde velocidad.
  • Mayor comodidad a la hora de realizar el cambio de marchas.
  • Favorece cambios de marcha más rápidos.
  • Ocupa poco espacio.
  • Es mucho más ligero que un cambio de marchas convencional.
  • Las subidas y bajadas de velocidad las realiza con suavidad.
  • Optimización del consumo y las prestaciones del coche.

Algunos expertos afirman que una transmisión DCT con seis velocidades ofrece hasta un incremento del 10% en la eficiencia del combustible, en comparación con una transmisión manual de cinco velocidades. 

Desventajas de la transmisión DCT

Algunos fabricantes son reacios a instalar este sistema de transmisiones por los costes añadidos a la modificación de las líneas de producción. Esto podría repercutir en el precio final de los vehículos y como consecuencia desalentar a los consumidores a comprarlos.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h