Glosario de términos

Vapor lock

La pérdida de eficacia de los frenos puede darse por diversas causas, y una de ellas es el llamado vapor lock. Se trata de una expresión norteamericana que se utiliza para hacer referencia a la formación de burbujas de vapor en el circuito de frenado. Como consecuencia, el pedal de freno se siente más blando y se hunde. Esto resta eficacia y consistencia a la frenada, lo que deriva en una conducción insegura.

Cualidades de los frenos

Incomprensible

Hay que tener en cuenta que el líquido de frenos mantiene su densidad constante, por lo que su volumen no se altera. Es por eso que se dice que este líquido tiene una capacidad incomprensible. Gracias a esta cualidad los componentes del freno pueden llevar a cabo sus funciones. 

Higroscópico

Pero el sistema de frenos también es higroscópico, es decir, tiende a absorber la humedad. Esta cualidad no es tan buena porque precisamente la humedad es uno de los principales enemigos de los frenos.

Por eso es vital que no haya humedad ni en el líquido ni en el circuito de frenado. De otra forma, se perderá su eficacia. La humedad puede ser absorbida tanto por los tubos como por los depósitos del líquido, así como por un empleo excesivo de líquidos o un mal almacenamiento de los botes de repuesto.

Causas del vapor lock

Existen varias causas por las que puede darse este efecto:

  • La humedad.
  • No realizar el cambio de líquidos cuando toca.
  • Emplear un líquido erróneo.
  • Un mal cuidado puede ocasionar sobrecalentamiento de los elementos de fricción.
  • Abusar del sistema de frenos puede causar sobrecalentamiento en los frenos.
  • Estas dos últimas causas también provocan fading (pérdida de eficacia parcial o total de los frenos). Este último propicia la aparición del vapor lock. 

Cómo prevenir el vapor lock

  • Empleo de líquido de frenos adecuado: la mayoría de los problemas que se producen en los frenos están relacionados con las pastillas. Un exceso de temperatura o un uso inadecuado de los frenos puede originar la pérdida de su eficacia, pero también cabe la posibilidad de que se haya utilizado un líquido de frenos equivocado, lo que genera vapor en el circuito. Es por esto por lo que resulta imprescindible utilizar el líquido de frenos adecuado, que posea un punto alto de ebullición y un índice correcto de lubricación. Además, debe evitar la corrosión, conservar el rendimiento y tener una viscosidad con parámetros normales.
  • Comprobación del estado del líquido de frenos: es importante comprobar su estado regularmente. Para ello se suele utilizar un aparato que permite dicha comprobación.
  • Cambiar el líquido de frenos: el no cambiar el líquido de frenos a tiempo puede provocar el vapor lock. Si el punto de ebullición es muy bajo hay que cambiarlo obligatoriamente. Asimismo, se suele recomendar cambiar el líquido de frenos al segundo cambio de pastillas de freno con los discos de frenos. Aunque, si bien es verdad, el cambio dependerá de la utilización que se le dé al vehículo.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h