Eva / 27 noviembre 2020

Siete trucos para utilizar adecuadamente los pedales del coche

Utilizar adecuadamente los pedales del coche puede contribuir a lograr un ahorro notable de combustible y visitas al taller, así como una prolongación de la vida útil del coche. Actualmente los pedales del coche son una pieza indispensable para poder conducir los coches disponibles en el mercado. Sin embargo, en el futuro posiblemente se conviertan en una de las piezas que quedarán obsoletas ya que los coches autónomos no equipan pedales. 

7 Consejos para un uso adecuado de los pedales del coche
https://www.gettyimages.es/detail/foto/low-section-of-man-wearing-shoes-on-pedals-in-imagen-libre-de-derechos/1030818138

Trucos para utilizar de forma correcta los pedales del coche

Los pedales del coche tienen la función de controlar la aceleración, la frenada y/o cambiar de marcha si se trata de un coche con caja de cambios manual; ya que los coches con cajas de cambio automáticas no tienen pedal de embrague. Su uso adecuado puede parecer muy sencillo y fácil, pero los pedales tienen una serie de secretos que no todos los conductores conocen o recuerdan.  

  1. El pedal del acelerador es el encargado de controlar la cantidad de combustible que entra en los cilindros, por eso, utilizarlo de la forma correcta es esencial para controlar el consumo y las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. Se tiene que pisar de forma suave y levantar el pie en el momento preciso para aprovechar la inercia, evitando brusquedades súbitas. Los acelerones bruscos empeoran la eficiencia y pueden provocar situaciones peligrosas. Reconoce el recorrido y tacto del pedal, para saber responder a cada situación adecuadamente.
  2. Hay situaciones como adelantamientos o incorporaciones a la vía en las que es necesario hacer un uso rápido y contundente del acelerador. Pero resulta crucial levantar el pie del pedal del acelerador antes de una detención previsible, para facilitar la misma y conseguir ahorrar con frenos y combustible. Se recomienda llevar a cabo estos movimientos de forma controlada y conociendo la respuesta del vehículo. 
  3. El pedal del embrague se debe pisar hasta el fondo en cada cambio de marcha. Cuando te subas a un coche y coloques el asiento, asegúrate hacerlo a una distancia que te permita pisar a fondo el embrague. El embrague es un elemento sometido a fricción, funciona mediante unos discos que se acoplan y desacoplan la caja de cambios del motor. Para evitar posibles desgastes prematuros es fundamental utilizarlo cuando se necesita, evitar que patine y no llevar el pedal pisado de forma inconsciente. Cuanto menos se accione el pedal del embrague, mejor, tanto para el confort de marcha como para su vida útil.
  4. Es recomendable que conozcas el tacto y el recorrido del pedal del embrague. También debes conocer el punto de fricción en el que se produce la conexión del cambio con el motor para arrancar con suavidad en cualquier momento y no abusar de dicha pieza. 
  5. El pedal del freno se debe utilizar de forma adecuada conociendo su recorrido y presión. La conducción debe ser progresiva, regulada y suave. De esta forma, ahorrarás en pastillas, discos y demás elementos que componen el sistema de frenada. La forma correcta de pisar el pedal del freno es presionar con decisión al principio e ir liberando el pedal según sea necesario. De esta forma, conseguimos tener el control del coche en el momento más crítico de la frenada. 
  6. No siempre es imprescindible pisar el pedal del freno, ya que también se puede utilizar el freno motor. Este tipo de freno consiste en ir reduciendo la marcha, reteniendo el motor y minimizando el uso del pedal del freno. 
  7. Los coches modernos equipan la tecnología ABS que consiste en un sistema que evita posibles bloqueos en el sistema de frenos. Esta tecnología tiene como objetivo que el conductor no pierda el control del coche ante un posible deslizamiento de las ruedas. Este sistema de ayuda a la conducción se ha convertido en una ayuda fundamental para todos los conductores. Al pisar el pedal del freno se debe mantener firme la presión ejercida, pisando al mismo tiempo el embrague, sin aliviar progresivamente, incluso cuando se empiece a notar la vibración del ABS. Esto evitará que el coche se cale al detenerse por completo.

Los pedales del coche y sus posibles averías

  • El uso incorrecto de los pedales del coche puede producir que se aparezcan averías, y acelerar el desgaste de las piezas. Uno de los defectos más comunes es no pisar el pedal del embrague a fondo. Esto lleva a dañar el sistema y es que el mal uso de este pedal puede provocar averías en todo el sistema, desde la propia caja de cambios, al cable o al propio disco de embrague. Cualquiera de estas averías no es barata. 
  • El mal uso del pedal del freno, por su parte, puede desembocar en averías como un desgaste prematuro de pastillas y discos, así como del líquido de frenos. Del mismo modo, un uso excesivo y continuado puede provocar el efecto denominado fading. Tampoco hay que olvidar que los frenazos muy bruscos pueden dañar los amortiguadores e incluso los neumáticos. 
  • La mala utilización del pedal del acelerador puede provocar daños en multitud de componentes del motor, pues es el pedal encargado de regular la fuerza que llega del motor a las ruedas. Así como los acelerones bruscos pueden dañar las válvulas, los pistones, los inyectores, el catalizador e incluso el propio escape. 

Sigue los consejos de uso adecuado de los pedales de coche mencionados anteriormente para prolongar la vida útil de tu coche y ahorrarte tener que visitar el taller con más frecuencia de lo necesario. Si estás pensando en cambiar de coche, puedes optar por un coche de renting para particulares. En Renting Finders tienes un completo catálogo con una multitud de opciones entre las que elegir. Disfruta de un coche nuevo a cambio del pago de una cuota mensual fija con todos los servicios incluidos. Contacta con nosotros si necesitas hablar con un asesor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas