Raquel / 1 diciembre 2021

Las «multas verdes» de la Ley de Tráfico que debes conocer

La vida en las ciudades puede ser muy intensa: el ritmo propio de lo urbano, la acelerada rutina, atascos de tráfico y, por supuesto, aglomeraciones, polución y ruido. Pero, a menos que lleguemos a algún escenario post apocalíptico tipo Mad Max, siempre habrá reglamentos que intentarán ordenar el caos de la urbe. Por ejemplo, las llamadas “multas verdes” de la Ley de Tráfico

¿Qué son las llamadas “multas verdes”

A grosso modo, las multas verdes son las que recibirán aquellos ciudadanos que, de una u otra manera, atenten contra el medio ambiente. En concreto, ante las conductas que pueden ser contaminantes, la nueva Ley de Tráfico establece una serie de restricciones y se sanciona a quien incumpla. 

Las multas medioambientales se fundamentan en el artículo 10.1 de esta ley. El texto mantiene la línea de la legislación anterior al establecer que el usuario de la vía no puede entorpecer la circulación, ni causar peligro, perjuicios o molestias innecesarias a las personas o daños a los bienes. La diferencia radica en que a esos daños se suman aquellos que pudieran causarse al medio ambiente.

El desencadenante de las multas verdes ha venido desarrollándose desde hace tiempo. Claro ejemplo es la polución en Madrid y Barcelona, las dos grandes urbes de España, que fue la causa de un expediente de la UE en 2019. Y ya antes, en 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había declarado que la contaminación del aire es una de las principales causantes de enfermedades de diversa índole, incluyendo las cardiovasculares.

Así pues, en los últimos años se han dado importantes pasos a favor de la disminución de emisiones. Es más, se espera que esta Ley de Tráfico constituya otro paso en materia de protección medioambiental. Seguramente, ante la posibilidad de tener que pagar las “multas verdes”, muchas personas se eximirán de tener comportamientos contrarios al cuidado del ambiente. 

Nueva ley de tráfico y protección medioambiental

En definitiva, la gran novedad de la Ley de Tráfico es la protección medioambiental, si bien su principal objetivo continúa siendo reducir la siniestralidad. Esto es, proteger la vida y la integridad de la ciudadanía y los bienes. 

En cualquier caso, el fin de las nuevas restricciones es mejorar el medio ambiente y alcanzar la meta de la UE de una movilidad sostenible. Conoce, a continuación, de qué se trata y sé parte activa de este cambio.

Prohibición de dejar encendido el motor del coche cuando está estacionado

Se hace obligatorio apagar el motor cuando el coche está aparcado, incluso si el conductor está dentro del vehículo. Quien incumpla con esta norma deberá pagar una multa de 100 euros, y 200 si el coche se encuentra estacionado en segunda fila.

¿Te preguntas cuánto tiempo debe transcurrir antes de que estés incurriendo en una falta? El límite se ubica en dos minutos. Transcurrido ese lapso las autoridades podrán imponerte esta “multa verde”. Sin embargo, si tu coche tiene una etiqueta “Cero emisiones» de la DGT, no debes preocuparte, pues el sentido de esta disposición es reducir las emisiones.

En relación a esto, el Ayuntamiento de Madrid ya ha estado aplicando multas por tener el coche encendido mientras está estacionado. Aunque se considera una infracción leve, muchos conductores han manifestado su desacuerdo con esta disposición.

Etiquetado de vehículos y zonas de bajas emisiones

La nueva Ley de Tráfico continúa con esta política de etiquetado de vehículos y zonas de bajas emisiones. Desde hace algún tiempo, las ordenanzas municipales de muchas ciudades españolas han limitado el acceso a algunas zonas de las ciudades en función de las etiquetas de los vehículos establecidas por la DGT

Resalta el caso Madrid y Barcelona: a partir de enero 2022 no podrán circular, por las “zonas cero emisiones», los vehículos que no tengan la respectiva etiqueta .

Por otra parte, muchas Comunidades Autónomas también han implementado restricciones a la circulación de vehículos por algunas pistas y caminos. 

Radares anticontaminación

La empresa española Opus RSE ha desarrollado unos sensores para medir las emisiones de los coches. Se les ha llamado radares de contaminación, aunque no son radares en un sentido estricto. Estos dispositivos son capaces de hacer la medición de todas las emisiones del coche mientras este está en marcha. 

El sistema se ha puesto a prueba este año. De esta forma, en 45 días de medición se determinó que, aunque los vehículos sin etiqueta de la DGT correspondían solo el 4,7%, estos eran responsables de casi el 30% de las emisiones nocivas.  

Importancia de la renovación del parque automotor

Solo una renovación del parque automotor permitirá alcanzar la tan anhelada meta de la movilidad sostenible. No habrá necesidad de implementar multas verdes ni radares anticontaminación cuando todos los vehículos en España cuenten con una etiqueta Cero Emisiones.

En este sentido, el renting se ofrece como una alternativa en consonancia con los planes de movilidad sostenible, ya que este sistema se mantiene al día con las innovaciones de la industria automotriz.

En 2020 el parque de turismos en España se ubicaba por encima de la media europea: 13,1 años de antigüedad frente a 10,8 años en el resto de Europa. Por supuesto, cuanto más antiguo es el coche mayores son  las emisiones que las de los vehículos fabricados en los últimos años. 

En la ruta hacia la descarbonización para 2030, será necesario incorporar 14 millones de coches eléctricos y sacar de circulación unos 19 millones de coches con motor de combustión. Encuentra el tuyo entre nuestras ofertas de Renting Finders y sé parte del cambio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h