Conoce la fórmula que se utiliza para calcular la cifra del impuesto de circulación

¿Qué son los caballos fiscales del coche?

Podemos definir los caballos fiscales del coche como una fórmula que se utiliza para calcular la cifra del impuesto de circulación o el IVTM (Impuesto para Vehículos de Tracción Mecánica). También llevan el nombre de potencia fiscal, y la puedes consultar en la ficha técnica del coche o en la tarjeta de la ITV. 

Es importante saber que la potencia fiscal de un coche no es igual a la fuerza del motor del vehículo. Es decir; ambos factores no guardan una relación directa, pues la potencia del motor la calculamos en kilovatios o caballos de vapor (CV). Mientras que la potencia fiscal es una fórmula impositiva utilizada para calcular este impuesto. A continuación te explicamos todo lo que debes saber.

Caballos fiscales: ¿cómo se calculan?

Al contrario de lo que muchas personas piensan, los caballos fiscales de un coche no son, como tal, una unidad física de potencia; solo son un valor que nos indica cuánto es el importe que hay que pagar en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, el cual no solo se aplica en España sino en muchos otros países. 

Generalmente, los CVF, o caballos fiscales, aparecen en la Tarjeta de la ITV del vehículo, específicamente en el apartado que lleva su mismo nombre (CVF). Debajo de esta cifra también se indica la potencia expresada en kilovatios, que sí es una unidad utilizada en física y que sí expresa la potencia real del motor. 

Es importante entender que no existe una equivalencia que nos permita comparar los caballos fiscales del coche con los caballos de vapor del motor, pero estos están ligeramente relacionados entre sí. 

No debemos confundir los caballos fiscales con los CV, pues no guardan relación directa. 

Esta relación se debe a que, para calcular la potencia fiscal del vehículo, tenemos que conocer algunos datos que influyen en la potencia de un motor; estos son: 

  • El número de cilindros
  • La cilindrada 

En otras palabras, la potencia fiscal se obtiene mediante la cilindrada del motor. Por ello se utilizan valores como la carrera del pistón, el diámetro de cilindros y el número de cilindros; vale destacar que, cuanto más cilindrada, mayor será la cantidad de caballos fiscales.

Podemos calcular la potencia fiscal con la siguiente fórmula (en un vehículo con un motor de 4 tiempos):

La fórmula anterior sólo es aplicable en un coche que tenga un motor de combustión de cuatro tiempos. Si deseamos calcular la potencia de un motor de dos tiempos, debemos utilizar un coeficiente de 0,11.

Pero, ¿qué sucede con los coches eléctricos? En este caso, el dato que necesitamos para calcular la fórmula es la potencia efectiva, que se divide entre 5,152. Algo que debes tener en cuenta es que la potencia efectiva no es un dato tan simple de conocer, pues se obtiene mediante el sumatorio de la potencia máxima del vehículo mantenida durante media hora (30 min). 

Asimismo, en caso de tener un coche de motor rotativo, se debe calcular de la misma manera que con los coches eléctricos. 

Para que resulte más sencillo de entender, a continuación te mostramos un ejemplo de cálculo de CVF: 

Ejemplo: Seat León TSI 1.4 2009

  • Cilindrada: 1.390 cm³
  • Nº de cilindros: 4

(1390 / 4)0,6 x 0,08 x 4 = 10,70

También hay otro método que nos puede servir para calcular el CVF, que consiste en una antigua fórmula en la que se usa el diámetro del cilindro y la carrera del pistón: 

Si utilizamos como ejemplo el mismo coche del ejemplo anterior, la fórmula quedaría así:

Ejemplo: Seat León TSI 1.4 2009

  • Diámetro de los cilindros: 7,65 cm
  • Carrera de los pistones: 7,56 cm
  • Nº de cilindros: 4

(0,785 x 7,652 x 7,56)0,6 x 0,08 x 4= 10,70

Para qué sirven los caballos fiscales

Ahora que sabes qué son los caballos fiscales y cómo los podemos calcular, seguro te estarás preguntando para qué los necesitas. En realidad, el único objetivo de esta fórmula es conocer cuál es el Impuesto de circulación o el IVTM

Este impuesto debe ser abonado por cualquier persona que sea titular de un coche matriculado. El pago se hace de forma anual en el ayuntamiento en el que el vehículo está dado de alta.

Cabe destacar que los ayuntamientos necesitan saber la potencia fiscal para determinar la cifra o cuantía del impuesto. Asimismo, es importante mencionar que el importe puede ser bonificado eventualmente según el tipo de combustible y la cantidad de emisiones contaminantes del coche en cuestión.

¿Podemos convertir la cifra de los caballos fiscales a Kw o CV?

Realizar este cambio resulta imposible; de hecho, es casi absurdo. Como lo explicamos anteriormente, los caballos fiscales no son una unidad de medida física que indique la potencia real del vehículo. En consecuencia, no se trata de un valor compatible que podamos cambiar a otra unidad de medida real. 

Por lo tanto, no tendría mucho sentido preguntarnos algo como: “¿cuántos caballos fiscales son 95 CV?”, porque simplemente no existe una relación entre ambos conceptos. En conclusión, los CVF son simplemente un número que, obtenido mediante una fórmula, nos sirve para calcular el impuesto anual a abonar por el coche.

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
desde 279 € mes / IVA incl.
renting Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
Más información
Volkswagen Polo 1.0 TSI Life
desde 299 € mes / IVA incl.
Renting Finders Volkswagen Polo Life Blanco Compacto Oferta
Más información
Kia Rio 1.2 DPi Concept
desde 313 € mes / IVA incl.
Renting Finders Kia Rio Concept Clear White Compacto Cuota
Más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h