Laura / 2 diciembre 2020

¿Sabes qué significan los testigos de tu coche?

Los testigos del coche son pictogramas luminosos que aportan información al conductor sobre el funcionamiento del coche. Están situados en el cuadro de instrumentos del vehículo, y pueden tener varios colores en función del tipo de información y de la urgencia con la que debe ser atendido el problema. Existen alrededor de un centenar de estas señales y varían en función del fabricante, pero es sencillo reconocerlas e interpretarlas. Resulta conveniente conocer los diferentes testigos del coche para saber cómo actuar en caso de que la señal requiera alguna acción.

Estos implementos del automóvil alertan al conductor en cuanto al estado y funcionamiento del vehículo, resguardando su seguridad y confort. En este mismo orden de ideas, en las mejores ofertas de renting para particulares puedes alquilar vehículos que cumplen eficientemente con los requerimientos para desplazarse con tranquilidad tanto en la ciudad como en la carretera.

¿Cómo reaccionar cuando se activa un testigo?

La activación de las luces del testigo indica algún mal funcionamiento del coche. Sin embargo, debe tenerse cuidado de no realizar una parada brusca, lo que podría ocasionar una irrupción del tráfico e incluso un accidente. Lo recomendable es reducir la velocidad progresivamente y detenerse en un sitio seguro cuando haya oportunidad.

La gama de colores de los testigos puede variar. Algunos fabricantes utilizan amarillo y rojo, otros azul y rojo, e incluso se pueden usar tres señales: azul, naranja y rojo. La variación cromática del testigo ofrece información sobre la gravedad de la falla. Veamos un ejemplo:

  • Si la señal es amarilla representa una advertencia de que se debe revisar determinado sistema. En este caso puede continuar el uso del coche pero debe resolverse de forma diligente. La visita al taller resulta conveniente para realizar la revisión y los ajustes necesarios.
  • Por el contrario, si la señal es de color rojo, la falla es de mayor gravedad y requiere detener el coche para prevenir averías irremediables. Esta alerta requiere atención inmediata porque compromete el funcionamiento y seguridad del vehículo.

Los símbolos de los testigos de tu coche

La universalidad de estos pictogramas permite que estos símbolos sean de fácil comprensión. Los fabricantes simplifican su lectura sin necesidad de recurrir a palabras. El diseño de los mismos busca dar indicios al conductor sobre la naturaleza del desperfecto del vehículo. A continuación nombraremos algunos de los testigos más comunes e importantes.

Testigo del cinturón de seguridad

Es de los primeros testigos que intervienen al emprender la marcha y no reporta una avería sino una situación. Indica que alguno de los pasajeros no lleva abrochado el cinturón de seguridad. Se activa acompañado de una señal acústica que puede durar hasta cinco minutos.

Se activa cuando el coche avanza 500 metros, supera los 25 kilómetros por hora o han transcurrido 60 segundos de recorrido. En todos estos casos la señal cumple la función de recordar el debido uso del cinturón de seguridad. Para desactivar la señal acústica permanentemente se ha de consultar al fabricante. 

Testigo del sistema de frenos y la seguridad

La complejidad de los diferentes sensores relacionados con el sistema de frenos permite que haya diversas fuentes de información. Por ejemplo, si otro sistema relacionado con los frenos como el asistente de arranque en cuesta se avería, el testigo se enciende. Sin embargo, la advertencia más frecuente indica problemas con el nivel de líquido de freno en el depósito.

Si al poner en marcha el coche aparece esta indicación, puedes hundir suavemente el pedal del freno para verificar el nivel de respuesta del mismo. Tal prueba puede requerir hacerlo con fuerza, por lo cual la maniobra debe realizarse en una recta para resguardar el control sobre el vehículo.

Testigo de presión del aceite

Esta señal se activa cuando ha disminuido el nivel de aceite del motor o cuando hay problemas de presión. Las funciones del aceite para el motor son esenciales, porque protegen, lubrican y eliminan calor.

La luz amarilla es un indicativo de que hay que revisar el nivel del líquido, para reponerlo al nivel recomendado por el fabricante. Si la señal persiste después de solventar la deficiencia en el nivel de aceite, debes acudir a un taller para su revisión.

En el caso de activarse la luz roja se requiere detener el coche para evitar daños mayores. Esta señal indica que hay una avería en la presión del aceite del motor. En este caso el desperfecto compromete la integridad del motor.

Testigo de presión de los neumáticos

La estabilidad del coche es fundamental y por ello la presión adecuada de los neumáticos debe ser monitoreada en términos de seguridad. Este testigo es sensible a los cambios de diámetro de los neumáticos, por lo que activa una luz roja cuando se produce un pinchazo.

Cuando se activa la señal, el conductor debe detenerse para verificar cuál de los neumáticos presenta un pinchazo. Todos los vehículos actuales tienen obligación de incluir este testigo de seguridad.

Testigo de fallo del alternador

El alternador cumple la labor de cargar la batería y proveer la energía para el funcionamiento de los demás sistemas del automóvil. Cuando el motor está encendido y se activa la señal, es indicativo de que el alternador no está funcionando bien.

El mal funcionamiento del alternador no requiere inmovilización inmediata del coche pero sí mucha precaución. El vehículo puede seguir la marcha pero corre el riesgo de descargarse la batería. Incluso, según el grado del daño del alternador, puede que el coche se pare en marcha.

Testigo de anomalía de emisiones

La señal de este testigo parpadea cuando registra parámetros anormales en la gestión del motor, el sistema de inyección, el de encendido o el escape. En tal sentido, debe detenerse la aceleración del coche para evitar daños en los componentes por sobrecalentamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas