GLosario de términos

Testigos del coche

Los testigos del coche son pictogramas codificados por colores que están incluidos dentro del cuadro de instrumentos del vehículo y tienen como objetivo informar a los conductores del estado del vehículo. Los testigos permiten una visualización del estado actual del vehículo en cuanto a funcionamiento, situación actual de algunas de sus partes, diferentes sensores internos y externos, nivel de líquidos, acondicionamiento y otros asistentes que permiten mejorar la experiencia de conducción. 

Cada fabricante es independiente en cuanto a sus diseños y a la tecnología a utilizar en sus modelos. Es por eso que en la actualidad, existen modelos que equipan muy pocos testigos en sus cuadros de instrumentos. Únicamente cuentan con los testigos más básicos como el de fallo motor, el nivel de aceite, el airbag o el del alternador. No obstante, también se da el caso contrario y hay marcas que cuentan con más de un centenar de testigos en los cuadros de instrumentos, incluidos los que informan de los sistemas de asistencia al conductor. 

Los testigos del coche son herramientas que se pueden encontrar de forma luminosa, sonora, mecánica y medidora en los cuadros de instrumentos de los coches. Actualmente, los cuadros de instrumentos y algunos testigos son digitales y dependen de un sistema inteligente o de una centralita que procesa toda la información del vehículo.

La mayoría de coches modernos cuentan con casi un centenar de testigos. Estos pictogramas codificados por colores se iluminan para evitar que el coche y sus ocupantes estén en peligro. Hay que evitar parar el vehículo de forma inmediata cuando se ilumine un testigo, sino que se recomienda buscar un lugar adecuado que sea seguro para el estacionamiento. Una vez que el vehículo está parado, será cuando el conductor pueda averiguar cuál es la avería o causa del origen del testigo iluminado.

Colores de los testigos del coche

Existen tres tipos de colores de testigos que van a indicar la gravedad o el tipo de atención necesaria. 

  • Rojo: atención inmediata
  • Amarillo: atención al detener el vehículo 
  • Verde: meramente informativo
  • Azul: información 
  • Blanco: información

En la actualidad, no existe ninguna normativa que regule los testigos del coche. Cada fabricante sigue las prácticas habituales en el sector. La única forma de conocer todos los testigos del coche es buscar el capítulo del manual del vehículo dedicado a los testigos. Los más importantes son el testigo de fallo motor y la luz del airbag, pero es importante conocerlos todos para experimentar una conducción segura. Hay que recordar que un testigo encendido es sinónimo de avería. 

Testigos del coche más comunes

Algunos de los testigos más comunes son el de avería o fallo motor. Este testigo también es conocido como MIL (Malfunction Indication Lamp) y se puede encender por varias razones, desde averías en los circuitos más relevantes como pueden ser los frenos, las luces o la seguridad hasta problemas en la inyección. El testigo del Airbag, al igual que el de fallo motor, no te permitirá pasar la Inspección Técnica de Vehículos, ITV. El airbag es un elemento de seguridad como el cinturón de seguridad. El testigo del aceite está compuesto por dos unidades. El principal es el de la presión del aceite. Si, por el contrario, se ilumina en amarillo o en ámbar, indica que el vehículo tiene poco aceite.