Glosario de términos

Sensor de presión de inflado de neumáticos

El sensor de presión de inflado de neumáticos es un dispositivo que, como su propio nombre indica, permite saber si la presión de los neumáticos del coche es la adecuada.

Los neumáticos de un coche son una de las piezas fundamentales para el desempeño del vehículo y para nuestra seguridad. Si la presión de uno de ellos varía, se corre el riesgo de que se produzca un pinchazo o, peor aún, una colisión.

El sensor de presión de inflado evita situaciones como estas, ya que alerta al propietario si uno de sus neumáticos no tiene la presión adecuada.

Un punto correcto de presión de aire en los neumáticos es fundamental ya que:

  • ahorra combustible 
  • optimiza el desgaste 
  • reduce el impacto negativo al ambiente

Este sistema es tan importante para la seguridad de los ocupantes de los coches, que en algunos países ya su uso es de carácter obligatorio.

Así funciona el sensor de presión de inflado de los neumáticos

El funcionamiento del sensor de presión de inflado de neumáticos depende del sistema que tenga instalado tu vehículo. El sensor puede ser directo o indirecto.

Los sensores directos están ubicados en cada rueda, y operan con una batería independiente que se encuentra en su interior.

Su funcionamiento está vinculado a un módulo que envía una alerta al conductor al momento de detectar una anomalía. Esta señal de prevención se refleja en el tablero de mando.

Al momento de hacer cambios rutinarios de neumáticos hay que ser muy cuidadoso, ya que este sistema es muy sensible y se puede averiar si el neumático es tratado bruscamente.

El sensor de presión de inflado de neumáticos con sistema indirecto está compuesto por sensores de velocidad  que se encuentran en los frenos. Los datos percibidos por estos sensores tienen comunicación directa con el sistema de antibloqueo, mejor conocido como ABS.

A diferencia del directo, este no avisa cual es la rueda específica que se encuentra comprometida. También presenta como desventaja el tiempo que tarda en detectar una falla de presión. Con esta modalidad, tal detección resulta más lenta.

¿Qué hacer si se enciende la luz de advertencia en el tablero?

Lo más recomendable en estos casos es detener inmediatamente el coche y revisar la presión de cada neumático. Puede que el sensor esté informando de una fuga, una perforación o algún tipo de daño.

Si durante tu recorrido atraviesas zonas de diferentes temperaturas, el sensor de presión de inflado de neumáticos puede percibir el cambio drástico y generar una alerta.

Lo conveniente en estos casos es aparcar el coche y esperar que la temperatura del vehículo se estabilice. Después de un tiempo prudencial, hay que revisar nuevamente la presión de cada neumático.

Aunque tu coche esté equipado con el sensor de presión de inflado de neumáticos, es recomendable revisar las llantas regularmente

Lo ideal es que este proceso lo realice un especialista en la materia, ya que los sensores de presión son muy frágiles, y un mal manejo te puede costar unos cuantos euros. 

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h