Glosario de términos

Colectores de admisión

Los colectores de admisión son piezas fundamentales para el funcionamiento del motor. Según el diseño y material del que estén hechos, pueden ofrecer características muy diferentes a un mismo propulsor.

La función principal del colector de admisión es permitir la entrada de aire a cada uno de los cilindros del motor, para que de esta forma se aproveche el oxígeno y se pueda producir la combustión.

La mecánica de fluidos afecta considerablemente el rendimiento del motor. Solo es necesario un pequeño error de cálculo para que se produzca un mal desempeño.

Un ejemplo claro de esto es la quema inadecuada del combustible. Solo hace falta que un conducto tarde un poco en llevar aire a su respectivo cilindro y ya se estaría generando este problema de combustión.

Para evitar este tipo de situaciones, el colector de admisión tiene un diseño específico, que permite el llenado de los cilindros de una forma óptima según las características del motor.

Tipos de colectores

Actualmente, existen dos tipos de colectores: los convencionales y los de admisión variable.

Colectores convencionales

Estos no cuentan con la flexibilidad de los colectores de admisión variable, y tampoco poseen ningún tipo de regulador. Por este motivo, no se adaptan a los distintos regímenes del motor.

Bien es cierto que logran levantar un motor con un bajo número de revoluciones, así como también, alcanzar una potencia elevada con un número de revoluciones igualmente elevado. Pero este tipo de colectores no pueden brindar ambos beneficios al mismo tiempo.

A pesar de las desventajas que presentan, siguen implementándose en motores a gasolina que cuentan con un carburador, o con un sistema de inyección monopunto.

Colectores de admisión variable

Este nuevo sistema facilita la entrada de aire a los cilindros en función del régimen al que esté operando el motor. Pueden adaptarse, optimizando así sus funciones.

Generalmente, los colectores de admisión variable se encuentran en motores de cuatro válvulas por cilindro. También son conocidos como inyección multi punto, pues el combustible es inyectado a través del tubo de admisión.

Como el recorrido del aire se adapta a las necesidades en cada momento del motor, es posible entonces diferenciar entre recorrido de admisión largo y corto.

Averías

El colector de admisión está conectado con la culata del motor. Si existiese una fuga de la presión de aire se produciría un humo de un color inusual acompañado de un “silbido”

Resulta de vital importancia recordar que para el óptimo funcionamiento de estos elementos es necesario evitar la suciedad y la obstrucción de los conductos; pueden ocasionar un rendimiento errático del motor.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h