Glosario de términos

Asientos calefactables

Los asientos calefactables son aquellos asientos de coche equipados con una resistencia en su interior, que se activa y calienta el asiento mediante una corriente eléctrica. Esta resistencia incorporada está debidamente aislada para proteger la integridad física de los pasajeros y no alterar la estética del asiento. Están pensados para brindar confort, sobre todo durante los meses fríos del año. 

Los asientos cuentan con dos modalidades de activación, que en poco tiempo calientan el tejido del asiento, por lo que no es necesario tener la calefacción del coche encendida al máximo durante varios minutos para lograr entrar en calor. Esto representa un ahorro de energía, ya que no se depende exclusivamente de la calefacción para mantener una temperatura óptima en el interior del automóvil. 

Cómo se activan los asientos calefactables

Existen dos tipos de activación para la calefacción de los asientos:

Automática

Al poner en marcha el motor, se encienden los asientos calefactables automáticamente y en aproximadamente 30 segundos su temperatura alcanza la gradación adecuada. Ahora bien, si la temperatura del exterior o interior del coche cambia, la de los asientos no varía y hay que regularla manualmente.

Sin embargo, puedes apagar la calefacción de los asientos en cualquier momento presionando el botón, es decir, la función automática también se puede activar y desactivar manualmente.

Manual

Existen modelos de coches que incorporan unos botones para regular la calefacción de los asientos delanteros y traseros. Cada uno cuenta con dos modos de calor, alto y bajo, y un botón de apagado.

Ventajas de los asientos calefactables

  • Contar con asientos calefactables en tu coche aporta un plus de confort en los días fríos. Es una sensación muy agradable entrar rápido en calor al entrar al coche, y no tener que esperar a calentar todo el coche, lo que puede llevar varios minutos.
  • Se genera un ahorro de energía al no depender únicamente de la calefacción para alcanzar la temperatura deseada en el habitáculo. 
  • La temperatura de los asientos calefactables es regulable, y se puede apagar o encender manualmente siempre que lo necesites. 

Desventajas de los asientos calefactables

Aunque pueda parecer atractiva la idea de mantener calientes los asientos durante todo el trayecto, no está recomendado tenerlos encendidos durante un tiempo prolongado. Diversos estudios advierten que hacerlo puede resultar perjudicial. En los hombres, existe una relación entre los cambios de temperatura a corto plazo en las piernas y la piel del escroto y la calidad del esperma, que puede verse afectada.

Además, estar expuesto durante largos periodos de tiempo a un exceso de calor puede causar lo que se conoce como síndrome de la piel tostada. Este síndrome no llega a causar quemaduras, pero pueden aparecer sarpullidos o manchas marrones en las zonas de mayor exposición al calor, especialmente en piernas y nalgas.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h