Glosario de términos

Diferencial autoblocante o de deslizamiento mecánico (LSD o mLSD)

El diferencial autoblocante (LSD o mLSD) es un sistema que compensa las rotaciones diferentes que se producen entre las ruedas de un mismo eje o entre dos ejes. Su efecto mejora la tracción del coche y su agarre. También se les denomina diferencial de deslizamiento mecánico.

Cabe mencionar que los vehículos 4×2 poseen un diferencial, mientras que los 4×4 tienen tres. Además de controlar la rotación de las ruedas, los diferenciales distribuyen la fuerza del motor

¿Cómo funciona el diferencial?

Cuando el coche se desplaza en línea recta las ruedas giran a la misma velocidad. Ahora bien, las ruedas exteriores e interiores se comportan de forma diferente en las curvas. Las primeras realizan un recorrido mayor que las interiores y, por tanto, hay diferencia de revoluciones.

Si las ruedas de un eje no tienen conexión entre sí, no hay problema. Sin embargo, al existir conexión mecánica entre las ruedas, es necesario un diferencial que permita que las ruedas giren con velocidad diferenciada.

Pensemos en el caso de un vehículo que queda con un neumático en el aire. El bloqueo del diferencial funciona, entonces, como un mecanismo que limita, de forma automática, el deslizamiento de una rueda por la pérdida de adherencia.

El diferencial autoblocante se activa cuando, en la marcha, el rozamiento interno o la velocidad se incrementa de manera repentina en una rueda. En este caso, el mecanismo pondera el par que los dos semiejes se transmiten entre sí. 

Este valor de deslizamiento es reducido entre los coches turismo para evitar problemas de conducción en carretera, tales como el zigzagueo. Por el contrario, en el caso de los vehículos de competición, puede llegar al 80%.

¿Qué tipos de diferenciales existen?

Existen tres tipos de diferenciales:

  1. El diferencial libre permite las diferencias de rotación del 100%. 
  2. El diferencial bloqueado mantiene la misma velocidad de giro en las dos ruedas y, en el caso de los dos ejes, genera igual reparto entre ambos.
  3. El diferencial autoblocante o de deslizamiento limitado o LSD (Limited Slip Differential), el que venimos tratando, permite que las diferencias de rotación se produzcan hasta cierto límite.

Diversos diferenciales autoblocantes

Los vehículos de tracción total requieren de un diferencial central que controle el eje para que gire más de acuerdo a los requerimientos de trabajo. En concreto, existen tres variantes de diferenciales autoblocantes, ubicados delante, detrás o en posición central:

  • Los torsen, que son sensibles al par.
  • Los mecánicos, que poseen acoplamiento viscoso
  • Los de deslizamiento, que son controlados con embragues multidisco.

Beneficios del autoblocante

El uso de los diferenciales autoblocantes brinda beneficios en la distribución del par motor en las ruedas y los ejes. Además, este mecanismo ofrece resultados directos en la reducción del número de accidentes y en la disminución del menor desgaste de los neumáticos.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h