Glosario de términos

Impuesto de matriculación

El impuesto de matriculación es una tasa que grava la primera matriculación en España de vehículos nuevos o usados que estén provistos de un motor. Este impuesto se basa en las emisiones de CO2 homologadas oscilando entre un 0% y el 14,75% sobre la base imponible y, por supuesto, se suma al IVA.

Todos los países de la Unión Europea tienen un modelo impositivo muy parecido, con diferentes escalas, pero en el que el gravamen se basa también en emisiones de CO2 homologadas.

La matriculación de un vehículo en España sólo debe realizarse una vez por vehículo aunque cambie de propietario. Para realizar el pago de esta tasa se debe acudir a la Agencia Tributaria.

La tasa que se paga con estos impuestos depende del modelo del coche y del consumo de combustible. Con vehículos eléctricos, híbridos o diésel puedes ahorrarte una gran parte o incluso no pagar por este impuesto.

¿Cómo calcular el impuesto de matriculación de mi coche?

La fórmula es bastante sencilla, debemos sumar la base imponible del vehículo que vayamos a adquirir en caso de que sea nuevo, o del valor de Mercado si es usado, más el IVA y el impuesto de matriculación correspondiente, que dependerá del modelo del coche y las emisiones que genere.

Existen cuatro tramos en el impuesto de matriculación de los vehículos, cuyo porcentaje varía en función de las emisiones de CO2:

  • Hasta 120 g/km de CO2 (0%).
  • Entre 121 y 159 g/km de CO2 (4,75%).
  • Entre 160 y 199 g/km de CO2 (9,75%).
  • Por encima de 200 g/km de CO2 (14,75%).

¿Quiénes están exentos de pagar el impuesto de matriculación?

Hay casos determinados en los que se exime de pagar el impuesto de matriculación, o se reduce al 30%, en el caso de las caravanas, o incluso a la mitad del importe para las familias numerosas.

Cuando un vehículo no genera más de 120 gramos de dióxido de carbono homologado por kilómetro recorrido, automáticamente se exime el pago de esta tasa. Suele ocurrir con vehículos pequeños, híbridos o eléctricos.

Las personas de movilidad reducida también están exentas de pagar esta tasa en la Agencia Tributaria, siempre que la compra del coche sea para su uso exclusivo, y que hayan transcurrido 4 años desde la última matriculación de un vehículo, salvo en caso de siniestro total, además, no podrán vender el coche durante los 4 años posteriores a su matriculación.

Otros vehículos exentos de pagar el impuesto de matriculación son los taxis, los coches de auto escuela o los coches de alquiler. Una buena manera de librarte de pagar este impuesto es obteniendo un coche mediante un contrato de renting, que por una cuota fija mensual incluye servicios como la matriculación del coche, el mantenimiento y la ITV.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h