Glosario de términos

Rodamientos

Los rodamientos son una pieza del coche cuya función principal es transferir movimiento, aunque también son capaces de absorber cargas y transmitir fuerza. Gracias a su giro, cumplen una función muy importante, reducir la fricción entre un eje y los diferentes elementos móviles de un sistema para facilitar el movimiento. El rodamiento fue inventado por Sven Gustaf Wingqvist, un ingeniero sueco que patentó esta pieza fundamental para el funcionamiento del coche en 1906. 

Partes de un rodamiento

Un rodamiento está compuesto por varios elementos: 

  • Anillo exterior e interior con banda de rodadura: suelen estar fabricados con una aleación especial de acero que les dota de gran dureza y resistencia a la corrosión. Gracias a esto se consigue una mayor vida útil y un gran índice de carga. Es el ‘carril’ por el cual se desplazan los elementos de rodadura. 
  • Elementos de rodadura: giran entre los dos anillos. Lo más habitual es emplear rodillos o bolas, aunque también se pueden encontrar rodamientos con conos o agujas. Suelen estar fabricados de acero, aunque también existen cerámicos o plásticos. 
  • Jaula: es el elemento que separa y guía a los elementos de rodadura entre los dos anillos. Impide que los elementos de rodadura choquen entre sí, haciendo que rueden en lugar de deslizarse. Se pueden encontrar de latón, plástico o acero. 

Los rodamientos están localizados en distintos componentes con transmisión de movimiento del coche como las manguetas, la cremallera de dirección o la caja de cambios. Suelen ir retenidos mediante elementos elásticos. A pesar de que los rodamientos están fabricados para aguantar mucho tiempo, pueden sufrir desgastes e incluso roturas. 

El síntoma de que un rodamiento está en mal estado es el ruido que provocan cuando se circula entre 50-60 km/hora. Suele tratarse de una especie de zumbido localizado en alguna de las ruedas. Es probable que el ruido aumente a medida que se incrementa la velocidad o se toma alguna curva. Para solucionarlo, en primer lugar, debes asegurarte de que no se trata de una deformación de los neumáticos, de la suspensión e incluso que el paralelo esté en mal estado. Si se trata del rodamiento, procede a sustituirlo, ya que las consecuencias de no cambiarlo a tiempo pueden ser graves. 

Los rodamientos son componentes vitales para la seguridad ya que están diseñados para sostener las cargas radiales y axiales causadas por las fuerzas de gravitación, aceleración, frenado y viraje. Por eso es necesario reemplazarlos cuando dejan de funcionar de forma correcta. Esta pieza tiene una vida útil de entre 136.000 y 160.000 kilómetros. Además, en los últimos años han evolucionado siendo ahora más pequeños y cumpliendo otras funciones como proporcionar información adicional para el sistema ABS, el control de tracción o el control de estabilidad

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h