Eva / 5 agosto 2020

Consejos para un buen uso y mantenimiento del aire acondicionado de tu coche

Cuando llega el calor y el buen tiempo, uno de los elementos del coche que más se utiliza es el aire acondicionado. Este es uno de los sistemas de confort del coche, sin embargo, para que funcione de una manera óptima se requiere tanto un buen uso como un mantenimiento adecuados.

Esto quiere decir que además de llevar el coche al taller para revisarlo o repararlo, es importante no abusar del aire acondicionado del coche. A continuación, te dejamos algunos trucos para alargar la vida útil del aire acondicionado de tu vehículo, así como para prever las posibles averías del mismo.

Mantenimiento del aire acondicionado de tu coche

Componentes del aire acondicionado del coche

El sistema de aire acondicionado está formado por:

  • Filtro del habitáculo: se encarga de filtrar el aire, el polen, el polvo y la suciedad. Es necesario cambiarlo de forma periódica.
  • Compresor: es el encargado de comprimir el gas y lanzar el ciclo de funcionamiento del sistema de climatización.
  • Condensador: enfría el gas y permite que este pase a estado líquido, comprimido en el compresor.
  • Evaporador: su misión es enfriar el aire que circula en el habitáculo del coche, así como quitarle humedad.
  • Válvula de expansión: es el elemento que permite el paso del estado líquido a gaseoso y de generar frío.
  • Botella deshidratante: esta protege al compresor filtrando las impurezas y recuperando la humedad del circuito.

Mantenimiento del aire acondicionado

Para que un coche funcione sin problemas, este necesita de un mantenimiento, pues lo mismo sucede con el aire acondicionado. Es por eso que hay que permanecer atento a cualquier deficiencia que pueda darse. En el caso de los climatizadores automáticos es más fácil, ya que cuentan con una luz que ayuda a identificar una avería en el sistema.

Para realizar un mantenimiento adecuado se recomienda que revises el funcionamiento del aire acondicionado una vez al año, antes de que llegue el verano. Para ello basta con limpiar el radiador y comprobar el nivel del líquido refrigerante.

Asimismo, es aconsejable recargar el gas del aire acondicionado cada dos años. También es necesario cambiar el filtro del aire cada 10.000 kilómetros. Aunque si circulas habitualmente por caminos de tierra, deberás cambiar antes el filtro del vehículo.

Consejos para un buen uso del aire acondicionado

Ventanillas subidas

Conducir con las ventanillas bajadas a partir de cierta velocidad conlleva un mayor consumo de combustible. Por eso es recomendable circular con las ventanillas subidas y el aire acondicionado puesto. Aunque hay que tener en cuenta que el uso del aire acondicionado puede restarle potencia al vehículo.

Temperatura ideal

Otra de las dudas que suelen asaltar a los conductores es cuál es la mejor temperatura del habitáculo del coche, los expertos suelen recomendar entre 21 y 23 grados. Si se opta por una temperatura mayor, esta podría afectar a la concentración del conductor y acarrear algún problema de seguridad. En cambio, si se opta por una temperatura inferior esto puede provocar hasta un 20% mayor de consumo de combustible.

Disminuir la temperatura interior del coche

¿Sabías que existen trucos para bajar la temperatura sin la necesidad de utilizar el aire acondicionado? Es recomendable utilizar parasoles en la luna delantera o cortinillas en las ventanas, sobre todo si has dejado el vehículo expuesto al sol.

Antes de encender el aire, baja las ventanillas del coche para que se iguale la temperatura con la del exterior. Un truco muy eficaz es abrir la ventanilla del copiloto y abrir y cerrar varias veces de forma rápida la puerta del conductor. Así colaborarás a eliminar el aire caliente del interior del coche y puedes reducir la temperatura interior hasta 10 grados.

Encender el aire acondicionado en invierno

Encender de vez en cuando el aire acondicionado durante el invierno evita que se obstruyan los conductos. Además, es muy útil para quitar el vaho en los cristales. Conectar periódicamente el aire acondicionado es una práctica recomendable para asegurarnos de que este funcionará correctamente cuando vuelvan las altas temperaturas.

Síntomas de avería del aire acondicionado del coche

Cuando hay una avería en el aire acondicionado, el propio vehículo presenta síntomas que avisan de ello, por ello es importante reconocer estas señales:

  • Filtro del habitáculo obstruido: si al conectar el sistema de aire acondicionado no sale la cantidad de aire suficiente, puede ser que el filtro esté sucio.
  • Concentración de vaho en cristales: esto es debido a que el aire acondicionado no enfría lo suficiente, por lo que posiblemente el sistema requiera de una recarga de gas.
  • Ruido en la zona del motor: si detectas que el aire acondicionado no funciona y va acompañado de un ruido en la zona del motor, puede  que el compresor esté averiado.
  • Mal olor cuando se conecta el sistema: el mal olor puede estar causado por una acumulación de humedad en los conductos de aireación o que se haya acumulado polvo, hongos o bacterias en el circuito.

¿Qué te han parecido todos estos trucos? En Renting Finders además de un extenso catálogo de vehículos, encontrarás muchos más consejos para detectar si tu coche tiene algún tipo de avería. ¡No te lo pierdas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas