Roberto / 12 noviembre 2020

Conoce los medicamentos que afectan a la conducción

Para conducir es imprescindible estar alerta, descansado y en buen estado psicofísico. Algunos de los medicamentos necesarios para contrarrestar enfermedades como la diabetes o afecciones como las migrañas pueden producir efectos negativos; aun los medicamentos prescritos pueden alterar el sistema nervioso central, afectando la capacidad de respuesta al conducir.

La dirección General de Tráfico y la Agencia Española de Medicamentos se encargan de recordar a los conductores sobre los fármacos que pueden alterar sus capacidades al conducir: en los envases de estos medicamentos encontramos un símbolo: un coche en el centro de un triángulo rojo. A continuación descubre cuáles son estos medicamentos y sus efectos adversos que pueden afectar la conducción.

¿Accidentes de tráfico y medicamentos?

Conducir un coche se ha convertido en una actividad habitual. Gracias a las innovaciones tecnológicas, los vehículos equipan con avanzados sistemas de seguridad que permiten una rápida respuesta ante cualquier vicisitud.

Sin embargo, el conductor debe mantenerse alerta, mantener la distancia de seguridad con respecto a los demás vehículos, respetar los límites de velocidad y evitar distracciones, lo cual se dificulta por los efectos secundarios de algunos medicamentos. La Confederación Nacional de Autoescuelas afirma que al menos el 5% de los accidentes de tráfico se relacionan con el consumo de psicofármacos prescritos.

Es un hecho que si bien los medicamentos calman dolencias, también pueden afectar al sistema nervioso central, interfiriendo con la respuesta motriz del conductor, su nivel de concentración y estado de alerta.

Efectos de los medicamentos ante el volante

En un amplio abanico que va desde la somnolencia hasta los desvanecimientos, estos son algunos de los efectos negativos que pueden afectar las condiciones físicas para conducir:

  • La somnolencia: es uno de los principales efectos causados por fármacos como las drogas psicotrópicas psicoactivas utilizadas para tratar los trastornos del sueño.
  • Dificultad para permanecer alerta: es provocada por los medicamentos destinados a tratar la ansiedad y la depresión; estos también impiden concentrarse en los objetos de la vía o en los cambios de velocidad del coche.
  • Disminución de reflejos y capacidad para reaccionar, sensación de vértigo, visión borrosa o doble y dificultad para interpretar las distancias: los medicamentos que pueden generar estos efectos adversos son los antiepilépticos, los antiparkinsonianos y los antipsicóticos.
  • Falta de coordinación, inestabilidad, alteraciones motoras, desvanecimientos y mareos: estos efectos pueden ser causados por los analgésicos, los antimigrañosos, y los antialérgicos.

Algunos medicamentos adversos a la conducción

De acuerdo a la dosis administrada, los medicamentos antidiabéticos podrían generar hipoglucemia, lo que se traduce en taquicardia, temblores, ansiedad y mareos. Si al conducir se presentan algunos de estos síntomas, podrían generarse accidentes graves.

Los colirios, aunque mejoran las afecciones oculares, pueden producir visión borrosa o doble, lo que indudablemente amplía las posibilidades de accidente mientras se conduce.

Aunque con menor frecuencia, los antigripales y antihistamínicos también podrían afectar la conducción al generar somnolencia en los conductores.

Categorías de riesgo

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha redactado un documento en el cual se clasifican los medicamentos en cuatro categorías de riesgo, de acuerdo a su nivel de afección sobre la capacidad de conducción de coches, vehículos y maquinaria. Esto se especifica claramente en la etiqueta de los fármacos, por lo que es conveniente leerla siempre con atención.

  • 1era categoría o “0”: los medicamentos identificados bajo esta categoría no afectan la capacidad de conducir, o raramente influyen negativamente en el organismo.
  • 2da categoría o “1”: estos medicamentos pueden afectar levemente algunas funciones del organismo, afectando la capacidad de conducción.
  • 3era categoría o “2”: estos fármacos afectan moderadamente las capacidades para conducir. Quien debe conducir durante el tiempo en que es sometido a tratamientos con este tipo de medicamentos, debe consultar al médico o al farmacéutico.
  • 4ta categoría o “3·: estos medicamentos  afectan la capacidad de conducción en su totalidad. La advertencia de la etiqueta será que no se conduzca y se consulte al médico para conocer el tiempo de espera antes de ponerse al volante.

Tomar o no el medicamento si se va a conducir

Con la finalidad de evitar accidentes de tráfico provocados por los efectos de los fármacos, el Documento de Consenso sobre Medicamentos y Conducción en España, que tiene la función de proporcionar información adecuada tanto al personal sanitario como a la población general, establece una serie de recomendaciones dedicadas a los conductores, sobre todo para aquellos que deben consumir medicamentos con regularidad, incluyendo los prescritos. Estas son las principales recomendaciones:

  • En ningún caso es recomendable dejar de tomar la medicación sin previa consulta.
  • Antes de conducir se debe consultar la etiqueta del fármaco para verificar la categoría de riesgo.
  • El paciente debe observar el efecto que le causa el medicamento. ¿Sientes somnolencia, visión borrosa, mareos y debilidad? En este caso, consulta a tu médico, no dejes de tomar el medicamento sin previo consentimiento y no conduzcas.
  • Muchos medicamentos generan efectos adversos los primeros días del tratamiento, que suelen desaparecer o disminuir con el paso del tiempo. No conduzcas si observas que algo no va bien, espera un tiempo prudencial o la modificación de la dosis por parte de tu médico.
  • No consumas alcohol cuando te encuentres en tratamiento médico. Algunos fármacos reaccionan negativamente al mezclarlos con el alcohol.
  • Si debes conducir regularmente, recuerda indicarlo a tu médico. Su análisis profesional evaluará las opciones de medicamentos que influyan menos en tus capacidades para conducir.

La conducción segura no solo depende de factores externos o de las mejoras en la industria automotriz. Ahora que conoces que hay medicamentos que afectan la conducción, debes ser consciente de que el consumo de fármacos pueden afectar negativamente tus capacidades al estar al frente del volante de tu coche. Se responsable y no te la juegues. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h