Eva / 5 diciembre 2020

Diferencias entre coches híbridos, híbridos enchufables y eléctricos

Existe una tendencia a confundir los coches híbridos con los híbridos enchufables o con eléctricos. No obstante, existen diferencias relacionadas con el desempeño y autonomía de cada uno de estos vehículos ecológicamente responsables.

Por otra parte, también hay variaciones en términos de costes por consumo de energía, póliza de seguros, depreciación y mantenimiento. Todo ello, sin olvidar el coste de la inversión y el pago de impuestos.

En las páginas de renting puedes observar y comparar el abanico de opciones de coches híbridos, híbridos enchufables y eléctricos disponibles. Una vez que hayas leído este artículo tendrás más claves para evaluar sus características de acuerdo a tus preferencias y necesidades.

Claves de los híbridos, híbridos enchufable y eléctricos

El desarrollo de la tecnología brinda tres opciones de coches electrificados: híbridos, híbridos enchufables y 100% eléctricos.

Un automóvil híbrido cuenta con una pequeña batería de 2 kWh, la cual es recargada por un motor de combustión interna a través del alternador. El motor eléctrico se activa cuando encendemos el de combustión que, en definitiva, es quien provee toda la electricidad del vehículo. Su autonomía de conducción eléctrica es de unos 5 kilómetros.

Por su parte, el híbrido enchufable tiene una batería más grande, de unos 9 kWh. Esta capacidad le permite mayor autonomía para ser conducido de forma eléctrica, con una media de 50 kilómetros aproximadamente. Esta batería es recargada por el motor y por una toma de corriente.

Como podemos observar, ambas tecnologías tienen en común que cuentan con un motor de combustión interna de diésel o gasolina y al menos uno eléctrico. Este último tiene una mayor potencia en los híbridos enchufables. Igualmente, almacenan la energía en las baterías, aunque con diferentes capacidades, y poseen una transmisión automática.

El coche eléctrico es propulsado exclusivamente por un motor eléctrico alimentado por baterías de 50 kWh. Los modos de carga de estas son semi-rápida, rápida y ultrarrápida. La autonomía actual media de un coche eléctrico es de unos 450 kilómetros con tendencia a aumentar e incluso duplicarse por los avances en esta tecnología.

¿Cuál es el impacto en el consumo?

Los coches híbridos pueden recorrer distancias cortas en modo de conducción eléctrico y reducen el consumo a poca velocidad. Por esta razón tiene un estimado de consumo medio homologado de 4,8 l/100 km. Hay que acotar que durante la marcha presenta mayor eficiencia en la recuperación de energía para la batería al desacelerar o frenar.

Los híbridos enchufables tienen una autonomía de aproximadamente 50 kilómetros, lo cual es suficiente para las necesidades de un conductor urbano promedio. Si tomamos en consideración que la recarga semi-rápida se realiza en el garaje durante la noche, representa un ahorro en el consumo de carburante.

Otra variante que optimiza el consumo de energía es la combinación de modos de conducción. Si el coche debe desplazarse por carretera, la exigencia de mayor potencia emplea el motor de combustión. De esta manera recarga la batería para usar el modo de conducción eléctrico en la ciudad, donde el requerimiento de potencia es menor.

Los coches eléctricos tienen baterías de ion-litio que almacenan energía y se recargan mediante un enchufe en un punto de carga. La autonomía que brinda es de 300 km aproximadamente y permite recorridos urbanos durante varios días. En caso de recorrer distancias mayores, en un viaje fuera de la ciudad, puede recargar su batería en las electrolineras disponibles.

En el uso cotidiano, el ahorro proviene de no requerir la compra de carburante dado su consumo eléctrico. Tal ventaja aumenta si existe un punto de carga en casa y si se cuenta con una tarifa diferenciada por horario. Así, puede aprovecharse la noche para tal operación que brindará autonomía cómodamente.

Las ventajas de ayudas económicas

Un elemento que promueve el avance de este tipo de coches son las ayudas del Estado. Con dicha estrategia se compensa el mayor coste inicial en la compra de un coche de tecnología eléctrica. 

El Plan Moves II estimula la compra de coches con estas tecnologías. Un vehículo 100% eléctrico puede obtener hasta 6.500€ de ayuda. Un híbrido enchufable puede llegar a los 3.600€, mientras que en el caso de los híbridos convencionales pueden recibir una ayuda de hasta 1.000€ con el Plan Renove.

Las pegatinas de la DGT

Un aspecto que debemos tener en cuenta es la asignación de las pegatinas por parte de la DGT (Dirección General de Tráfico).

Los híbridos cuentan con la etiqueta ECO porque representan una mejora en emisiones con respecto a los coches de motor de combustión convencionales. La etiqueta CERO corresponde a los coches eléctricos y aquellos híbridos enchufables que cuentan con una autonomía eléctrica igual o superior a 40 kilómetros.

Estos últimos disfrutan de diferentes beneficios de acuerdo a la legislación de la mayoría de las ciudades españolas. Por ejemplo, les permite entrar a zonas de acceso restringido o aparcar gratis en las zonas de estacionamiento regulado.

Otras ventajas de los coches con tecnología eléctrica

Además de los beneficios ganados en calidad de vida, al disminuir las emisiones de gases nocivos para la salud, existen otras ventajas. Ir un paso adelante de los cambios resulta positivo e inteligente, ya que la tendencia apunta hacia mayores restricciones a los vehículos de carburante.Los coches eléctricos y los híbridos enchufables reciben tratamiento fiscal diferenciado en el impuesto de matriculación. Los primeros tienen exención del pago de este gravamen.  Los segundos obtienen una bonificación de acuerdo con su nivel de emisiones de gases a la atmósfera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas