como utilizar modo eco coche

¿Es malo llevar el coche en modo Eco?

La subida en el precio del combustible en los últimos años ha traído una presión financiera que complica todavía más la problemática situación económica por la que está pasando nuestro país. Bajo esta situación, además de haber hecho algún que otro sacrificio para viajar menos en coche, es muy probable que hayas considerado la posibilidad de utilizar con mucha más frecuencia el modo Eco del que dispone tu vehículo para ahorrar dinero en combustible.

Sin embargo, pese a los beneficios que puede traerte el modo Eco, lo cierto es que su uso también implica una serie de problemas que no solo afectarán a tu experiencia de conducción, sino también a la integridad de los componentes del coche. 

A continuación, desde el renting de coches te explicamos en qué consiste el modo Eco, cuáles son los beneficios que aporta a tu coche y los problemas que puede causar si haces un uso abusivo o inadecuado del mismo.

Las mejores ofertas de Renting Eléctricos

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Fiat 500e Hatchback
desde 532 € mes / IVA incl.
Renting Fiat 500e Hatchback Sin Entrada
Más información
MG 4 51 kWh Standard
desde 455 € mes / IVA incl.
Renting MG 4 51 kWh Standard Sin Entrada
Más información
Volvo EX30 Single Motor Core Auto
desde 594 € mes / IVA incl.
Renting Volvo EX30 Single Motor Core Auto Sin Entrada
Más información

¿Qué es el modo Eco del coche?

El modo eco es un tipo de tecnología disponible en ciertos vehículos que ha sido diseñada para calibrar las características del suministro de potencia según la situación. Mediante esta modalidad, el ordenador que controla el automóvil llevará a cabo diferentes ajustes en la configuración del acelerador, así como cambios en la transmisión y en la respuesta de tracción total. 

El daño que puede provocar el Modo Eco en tu coche

Tal y como habrás intuido por su nombre, el modo Eco se trata de un ajuste específico que podrás utilizar para restringir el rendimiento del vehículo y, de esta manera, ahorrar combustible haciendo así un uso más eficiente y sostenible del coche. Cuando activas el modo Eco en tu coche, harás que el vehículo se mueva empleando una combinación de marchas largas y rebaje su régimen de vueltas del motor.

También existen otros tipos de tecnologías como el modo Normal o el modo Sport. Estos buscan aumentar la respuesta del vehículo reteniendo, para ello, los cambios pertinentes para que el motor conserve una aceleración alta que haga más accesible su potencia. Existen modelos en los que podrás encontrar también un modo Confort integrado con la finalidad de garantizar una experiencia de conducción moderada, así como un modo Nieve que te ayudará a superar los obstáculos propios del clima invernal. 

Los problemas que surgen al abusar del modo Eco del coche

Sin embargo, la mejora en la eficiencia del coche que ofrece el modo Eco también puede traerte problemas. Ten en cuenta que este modo exige mucho más al motor en momentos puntuales, tales como en los rebasamientos o adelantamientos, por lo que es menos aconsejable su uso en autovía.

Es importante destacar el efecto que el modo Eco tiene en el acelerador del coche, haciéndolo menos reactivo e impidiendo que puedas acelerar tan rápido como de costumbre. Hay que tener claro que el modo Eco no hace que el coche sea más lento, pero sí afecta a la aceleración. Por ello, te aconsejamos que conduzcas a un ritmo más relajado que de costumbre. 

Por si esto fuera poco, las bajas revoluciones a las que trabaja el motor en modo Eco hacen que la quema del combustible no sea óptima. Esto provoca que las carbonillas y demás excedentes del proceso de combustión acaben acumulándose en el motor, en los catalizadores y en otros elementos del coche.

Este problema se agrava mucho más en los motores diésel, los cuales necesitan funcionar a más revoluciones para lidiar con estos residuos tan problemáticos de los que te hemos hablado previamente y que se generan en el escape del coche. 

Debes tener en cuenta que, al fin y al cabo, el propósito del modo Eco es evitar que se revolucione demasiado el motor para reducir el consumo todo lo posible. Pese a que esto suena bien en teoría, si haces uso de un coche con cambio automático te darás cuenta con bastante frecuencia de que el coche irá “ahogado”, lo que favorecerá la aparición de los problemas previamente descritos y de averías que no son fáciles de reparar.

Cómo utilizar el modo Eco de tu coche de forma óptima

como utilizar modo eco coche

En este apartado vamos a contarte algunas medidas que puedes llevar a cabo para evitar que el modo Eco provoque daños a tu coche, así como sacarle más provecho para ahorrar todavía más:

  • Combinación con Start/Stop: el sistema Start/Stop del que hacen uso los coches particulares te permitirá rebajar considerablemente la emisión de CO2 al aire, así como ahorrar combustible. Una vez activado, este sistema apagará el motor cuando detecte que el coche se detiene, para volverlo a encender una vez se pise de nuevo el embrague.
  • Evita los golpes de aceleración: recuerda que, al activar el modo Eco, las prestaciones del motor se reducen, por lo que deberás mantener la calma al conducir con este modo activado evitando acelerar innecesariamente. 
  • No apagues y enciendas el modo Eco constantemente: si vas a activar el modo Eco para circular por ciudad, te recomendamos que lo mantengas activo todo el tiempo, puesto que si no lo haces acabarás perjudicando al motor por los aumentos y reducciones de potencia.
  • Aprovecha la inercia: parte de la filosofía detrás de la inclusión del modo Eco en los automóviles se basa en el aprovechamiento de la inercia para hacer que se mueva. Cuando el conductor deje de pisar el acelerador, la caja de cambios se desconectará de manera automática del motor, cambiando su régimen de giro al ralentí para que pase a ahorrar combustible.

Pese a que estas son las mejores recomendaciones que podemos ofrecerte para hacer el mejor uso posible del modo Eco de tu coche, existen otras medidas con las que podrás reducir el consumo de combustible, tales como:

  • Mantener los neumáticos con la presión adecuada
  • Usar la primera marcha únicamente al arrancar
  • Mantener la velocidad constante y uniforme
  • Apagar el motor en caso de hacer una parada prolongada

Ahora ya sabes en qué casos el modo Eco del coche puede provocar una avería. Te recomendamos que sigas estas pautas para hacer un uso sensato y equilibrado de las diferentes opciones con las que cuentas a tu disposición y mejorar, así, la eficiencia de tu coche. De esta manera, ahorrarás bastante dinero en combustible sin que ello implique daños para el motor de tu vehículo.

1 comentario

Muy buena y sencilla la explicación sobre uso del modo ECO. GCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h