Eva / 17 febrero 2020

¿Cómo funcionan los radares de velocidad?

El cómo funciona un radar para detectar la velocidad de un objeto es realmente interesante, es un sistema que ayuda a medir la rapidez de los vehículos en carretera de manera óptima.

Los radares en las carreteras sacan provecho de un fenómeno que ocurre en el momento de emitir una onda de radio, estas ondas al hacer contacto con un objeto, envían una señal de retorno debido al movimiento en relación con el radar, lo que permite evaluar su velocidad y otras características.

Suena complicado, pero la clave para entenderlo está en analizar el efecto Doppler. Seguro que has notado alguna vez que el sonido de un vehículo al acercarse se agudiza, y al alejarse se vuelve algo más grave. Además, cuanto más rápido va el vehículo más se nota este efecto, pues ahí está el truco. El efecto Doppler mide la velocidad de un coche en relación a la frecuencia de sus ondas electromagnéticas.

En resumen, el radar envía la señal electromagnética al vehículo y recibe la señal de rebote, esta diferencia provocada permite calcular la velocidad. La diferencia de frecuencia también permite capturar con una cámara fotográfica la imagen de los vehículos en muchos casos.

Tipos de radares

Los radares existentes en las carreteras españolas son diferentes entre sí, podemos clasificarlos en dos grupos, radares fijos y radares móviles.

Dentro de los radares fijos podemos hablar de tres tipos:

  • Radares pórtico: controlan la velocidad de los vehículos cuando pasan por debajo del pórtico, como su nombre indica, o panel informativo.
  • Radares de cabina: son las típicas cajas grandes, habitualmente de color blanco, ubicadas en el margen de la calzada. 
  • Radares de tramo: este tipo de radar mide la velocidad media de circulación de un coche en un tramo, mediante radares interconectados.

También existen los radares móviles:

  • Coches camuflados: como su nombre indica, pasan inadvertidos porque no van identificados oficialmente. Estos vehículos están parados o en movimiento, y miden la velocidad cuando los coches los sobrepasan.
  • Coches de la Guardia Civil: coches oficiales que se identifican claramente y también pueden estar parados o en movimiento.
  • Helicópteros Pegasus: vigilan los límites de velocidad desde la altura, cuentan con dos cámaras, una para medir la velocidad y otra para captar la matrícula del vehículo.
  • Pistolas láser y trípodes: proyectan un rayo láser y miden el tiempo que tarda en volver a ellos.

Recientemente, se están introduciendo nuevos tipos de radar, como los radares de semáforo, para detectar si un coche se salta un semáforo en rojo. Los radares Traffic Eye, que todo lo ven, si el conductor lleva el cinturón de seguridad o no, si tiene multas o si circula por una zona restringida. Además, está el Multiradar C, para controlar hasta 6 carriles al mismo tiempo.

Límites de velocidad

La Dirección General de Tráfico (DGT) establece los límites de velocidad en las carreteras españolas según el tipo de vía, es necesario conocer estos límites para evitar multas cuando conduces un coche.

Por carreteras convencionales la velocidad máxima permitida es de 90 km/h, en autopistas o autovías puede variar entre 100 a 120 km/h. Sin embargo, en calzadas sin pavimentar ningún vehículo puede superar los 30 km/h.

La DGT establece los porcentajes en los que se puede exceder el límite de velocidad sin que el radar llegue a saltar, en los mencionados radares móviles se admite un  7%, y en los radares fijos se puede exceder la velocidad en un 5%.

¿Deben estar señalizados los radares?

Todo radar fijo debería estar señalizado, según el Artículo 22 del Real Decreto 596/1999, “la resolución que ordene la instalación y uso de los dispositivos fijos de captación y reproducción, identificará genéricamente las vías públicas o los tramos de aquellos cuya imagen sea susceptible de ser captada”. Por lo que podemos decir, que legalmente es obligatorio señalizar los radares fijos.

Sin embargo, cuando se trata de radares móviles, la ley no es tan clara. No hay una regulación que obligue a señalizar este tipo de radares. En la web de la DGT se pueden encontrar cierta información de algunos tramos que poseen este tipo de radar.

Lo más recomendable es conducir con cuidado, con la mayor precaución y respetando los límites de velocidad de cada tipo de carretera para evitar multas de tráfico y problemas más graves.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top