¿Conducir a 100 km/h se recomienda o no?

Circular a 100 km/h por la autovía: ¿sí o no? Conoce las ventajas y los riesgos

El alza en los precios del combustible, tanto de la gasolina como del diésel, ha motivado a muchos conductores a reducir la velocidad durante la conducción. De hecho, circular a menos de 100 km/h por la autovía se consideró como un proyecto general para ahorrar combustible, pero este fue desechado al poco tiempo, haciendo que durante el verano los conductores volvieran a los 120 km/h habituales. 

Sin embargo, si aún deseas ahorrar un poco de dinero, puede que conducir a 100 km/h te ayude en el proceso. A continuación te contamos las ventajas y posibles riesgos de esta práctica. 

Conducir a 100 km/h: ¿expongo a mi coche a posibles averías?

Algunos aseguran que circular a 100 km/h por las autovías puede ser perjudicial para el funcionamiento del vehículo; incluso afirman que esta práctica puede dañar severamente varias partes del coche, entre ellas el filtro antipartículas, el cambio de marchas y las pastillas de freno.

No obstante, no existe información suficientemente contundente que nos demuestre la veracidad de estas afirmaciones. De hecho, tampoco existe una relación directa entre conducir a 100 km/h y que el vehículo sufra averías. 

Mitos sobre los riesgos de conducir a 100 km/h

Asimismo, algunos afirman que el coche se puede estropear con esta práctica porque, si disminuimos la velocidad a 100 km/h en la carretera, el coche puede “ahogarse”, y si este circula “ahogado” por un período de tiempo prolongado, pueden aumentar las vibraciones y se acumula carbonilla en la válvula EGR. Pero lo cierto es que este inconveniente no guarda relación con circular a 100 km/h o menos.

Si bien es cierto que cuando el vehículo está frío es más fácil que se acumule la carbonilla en la válvula, esto no sucede por la velocidad del coche. En realidad, circular a 100 km/h durante un tiempo prolongado más bien garantiza que el vehículo alcance la temperatura adecuada. 

Lo mismo sucede con el filtro de partículas, que se encarga de atrapar los elementos contaminantes sólidos. Cuando el coche alcanza la temperatura necesaria, quema los elementos para expulsar menos gases contaminantes. 

Es común que los coches que transitan mucho por la ciudad no alcancen la temperatura adecuada, lo que hace que se acumulen muchas más partículas y el filtro se sature. Pero esto sucede principalmente en las vías urbanas y no en las autovías.

Las mejores ofertas de Renting SUV

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Kia Stonic Concept 1.2 DPi
desde 348 € mes / IVA incl.
Renting Kia Stonic Concept Clear White ECO SUV MHEV
Más información
Seat Arona 1.0 TSI 6 vel. Start/Stop Style XL
desde 371 € mes / IVA incl.
Renting Finders Seat Arona 1.0 TSI Style Plus Facelift Blanco
Más información
Nissan Juke 1.0 DIG-T E6D-Full Acenta
desde 413 € mes / IVA incl.
Renting Nissan Juke Acenta Skyline Grey SUV B Manual Renting Finders
Más información

Ventajas de circular a 100km/h con el coche

Ya sabemos que nuestro coche no sufrirá averías por conducir a menor velocidad. Ahora bien, podemos disfrutar de ciertas ventajas de conducir a 100 km/h, siempre y cuando estemos dispuestos a sacrificar algo más de tiempo por circular a una velocidad más lenta.

Conducir a 100 km/h supone un ahorro de gasolina/diésel

La ventaja más evidente de esta práctica es sin duda el ahorro de combustible. Debemos recordar que el consumo de un coche de combustión dependerá del régimen de giro del motor y de la velocidad que utilicemos. 

Este es el motivo principal por el cual gastamos tanta gasolina o diésel en las grandes ciudades: si exigimos regímenes de motor más altos, con mayor número de paradas y de salidas y con cambios de marcha constantes, consumiremos mucho más combustible.

En cambio, con una velocidad constante y marchas largas en la autovía, es mucho más fácil ahorrar combustible. En principio, el consumo a 100 km/h es mucho menor que a 120 km/h si hablamos exclusivamente de velocidad. 

Mayor tiempo de respuesta o reacción

Circular a 100 km/h tiene la ventaja de que nos permite anticipar mejor los movimientos, tanto los propios como los de los demás conductores. Esto se debe a que las exigencias en los tiempos de reacción no son tan altas; es decir, tenemos más tiempo para reaccionar y así evitar accidentes

Asimismo, la distancia del frenado también es mucho más eficaz. Este factor tiene una relación directa con el ahorro de combustible: si frenamos menos, también gastaremos menor cantidad de combustible. 

Menor desgaste en los elementos del coche

Si le exigimos menos velocidad a nuestro vehículo, ciertas partes del coche sufrirán menos desgaste. Por ejemplo, la ventaja la podemos percibir fácilmente en el uso de los frenos; al ir más lento, no tenemos que presionarlos con tanta frecuencia. Además, podemos primar el freno motor, lo que aumenta la vida útil de este elemento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h